Inicio Actualidad MoviePass es el Netflix para cines de EEUU

MoviePass es el Netflix para cines de EEUU

0
Compartir

Las revoluciones suelen llegar sin previo aviso. A veces alguien hace saltar la banca y coloca un producto novedoso o un servicio nunca antes visto ante nuestros atónitos ojos, mientras que el resto de competidores se sientan a idear copias para seguir el rastro que deja el líder. Netflix fue uno de los pioneros del catálogo de proveedores de contenido en internet y parece que ahora otra empresa quiere revolucionar el mercado cinematográfico.

Te recomendamos: FilmStruck, la plataforma de streaming para los clásicos del cine

El precio del cine

Desconozco los precios en el resto de la península u otros países, pero ir al cine en mi ciudad, Vitoria-Gasteiz, sigue siendo caro si, como es mi caso, te gustaría ver todas las semanas mínimo una película. No discuto que dentro del precio de una entrada haya demasiados agentes que necesitan repartirse el pastel. Productores, personal del cine, alquiler del local y un largo etcétera inflan un precio elevado.

Una historia de 2012

El caso es que en Estados Unidos, allá por el lejano 2012, MoviePass irrumpió en el mercado del cine y ofrecía la posibilidad de acudir a ver cualquier película a cualquier cine por 29,99 dólares al mes. Una tarifa quizás no tan elevada como se podía esperar, pero que escondía muchas contras que hicieron que muy poca gente se sumase a esta revolución.

La suscripción era anual, aunque se cobrase mensualmente, con lo que si querías darte de baja antes de tiempo tendrías una penalización, en este caso de 20 dólares. Además no se incluían películas en tres dimensiones ni aquellas expuestas en salas acondicionadas con la maravillosa tecnología IMAX.

¿Actualización revolucionaria?

Ahora, en 2017, MoviePass vuelve a la carga con más fuerza que nunca y con una tarifa imbatible si te gusta mínimamente el séptimo arte. Reserva 9,99 dólares al mes, el mismo precio por el que puedes disfrutar de Netflix, y tendrás acceso a casi 4.000 cines de toda la geografía norteamericana con más de 36.000 pantallas dispuestas a ofrecerte persecuciones, llantos y melodías sin ton ni son.

Una vez inscrito, una tarjeta de socio hará las veces de método de pago en los cines. Simplemente tendrás que disponer de su aplicación para dispositivos portátiles, tanto iOS como Android, para buscar la película que prefieras en tu sala más cercana. Veremos cómo evoluciona la historia porque ya están surgiendo voces discordantes, como es el caso de AMC Theaters, que van a denunciar a la plataforma para evitar que sus tarjetas sean utilizadas en los cines franquiciados.

Dejadme en los comentarios si a vosotros os interesaría una suscripción como la que proponen desde Estados Unidos y, en caso de que os llegase a interesar, cuál sería el precio máximo que estaríais dispuestos a pagar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here