Inicio Actualidad Note 8 y su espectacular pantalla

Note 8 y su espectacular pantalla

0
Compartir

Hace años nos conformábamos con tener móviles con cámara, daba igual su resolución. Si ya podían reproducir música la cosa pasaba a mayores. ¿Juegos a color? Entonces eras el amo entre tus amigos. Qué diferente es el sector de la telefonía móvil en la actualidad. Valoramos tantos aspectos a la hora de comprar un nuevo dispositivo que todo tiene su importancia. Sin embargo, una pantalla nítida y brillante es uno de esos elementos diferenciales que hacen de tu día una experiencia mucho más interesante.

Te recomendamos: Este es el Samsung Galaxy Note 8, todas sus características

El novato es pura potencia

El recién presentado Samsung Note 8 presume de muchas cosas. Una cámara mejorada, su asombroso S-Pen o sus potentes 6 Gb de RAM hace de él uno de los teléfonos móviles del año. Sin embargo, parece que lo que está deslumbrando en los test en profundidad, que hoy en día se organizan a través de multitud de medios de comunicación online, es su pantalla.

Una pantalla para aplastar a su familia

Lo primero que habría que decir es que estamos hablando de un dispositivo de más de seis pulgadas, con lo que a primera vista es obvio que la pantalla, sea de quien sea, va a destacar ante los ojos de cualquier inexperto en el tema profesional de análisis de pantallas. El panel OLED se analiza en distintas variables en la web de Displaymate y os voy a dejar lo más destacado y aquello que yo creo que más puede interesar a un comprador que no conozca demasiada terminología tecnológica.

Como ya advierten en la página, la pantalla es un 20% más grande que la del Galaxy S8 y un 14% más grande que la de anteriores generaciones del Note, pero sin haber incrementado el tamaño del teléfono. Solamente habiendo limado los bordes han conseguido embutir esa espectacular pantalla en la misma carcasa.

Otro de las características más destacables en la comparativa que realizan entre los dos terminales punteros de la compañía es que su panel, el del Note 8, es un 22% más brillante que el de su hermano pequeño. Según las mediciones realizadas por los expertos de la página web, Samsung ha conseguido que se obtengan picos de brillo cercanos a los 1.200 nits, que es la unidad de medida utilizada por los fabricantes para indicarnos la cantidad de luz que emiten sus pantallas.

Dejadme en los comentarios qué os parecen los resultados mostrados en torno a esta nueva bestia de la telefonía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here