Inicio Opinión Los robots también tropiezan

Los robots también tropiezan

0
Compartir

Detrás de los vídeos virales que circulan por la red nos encontramos mucha variedad temática. Podemos ver a un animal comportándose como un humano mientras los propios le miran con cara de felicidad, observamos avances de películas, series y videojuegos como si nos fuese la vida en ello e, incluso, de una noticia seria nos quedamos con la anécdota graciosa. No paramos de reproducir y compartir con todo bicho viviente que ose a estar en nuestro círculo de redes sociales.

Te recomendamos: No sólo repartirlas, los robots también cocinarán las pizzas

Ridiculizar el futuro

Todo el párrafo anterior viene a colación de un vídeo que se ha hecho muy famoso en los últimos días. Ver a alguien caerse ya era motivo de risas en los años 90 con los famosos Vídeos de Primera, pero es que en la actualidad hemos cambiado los tropezones humanos a los cibernéticos. Podéis ver el vídeo siguiente y seguimos comentando.

En definitiva, la reflexión que me surge al ver la repercusión de la caída del robot es cómo nos gusta darle importancia, en prensa escrita, radio y televisión a las anécdotas en lugar de hablar de las noticias realmente importantes. Ir más allá de lo anecdótico seguramente resulte más aburrido, pero en casos como el que os he enseñado anteriormente suena a tener mal gusto.

¡Atlas, camina!

El robot que habéis visto caminar, agacharse y coger la caja del suelo se llama Atlas. La empresa encargada de su concepción fue Boston Dynamics, que en la actualidad ha sido comprada por Google. Han pasado casi cuatro años desde sus primeros prototipos y ya podemos decir que estamos ante lo que sus creadores denominan El humanoide más dinámico del mundo.

Sus datos se acercan cada vez más a lo que estamos acostumbrados a ver entre nuestros semejantes. Su altura está en el metro y medio, pesa 75 kilogramos y puede levantar hasta 11 kilos sin ningún problema. Además, con 28 juntas para emular nuestras articulaciones, sus movimientos cada vez tienen más parecido con los nuestros. Su visión estéreo y el denominado LiDAR, medición de distancias a través de láser, proveen al robot de un sentido de la vista bastante mejorado.

Mala viralización

Y sí, sigue sin hacer falta ir al detalle minúsculo de una caída para viralizar un robot que debería haber sido portada de noticias simplemente por el avance científico y de ingeniería que supone. Lamentablemente seguiremos viendo entre los vídeos del día, anécdotas carentes de valor mientras la vida sigue su curso en manos de verdaderos profesionales que hacen avanzar nuestra especie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here