Inicio Actualidad Computadoras y robots: un espléndido futuro laboral

Computadoras y robots: un espléndido futuro laboral

0
Compartir

Muchas voces agoreras llevan décadas denostando los estudios de informática, en todas sus variantes, y tildando a la profesión de ser un cajón de sastre donde recalan profesionales de las más variadas disciplinas.

La realidad es que los estudios reglados de informática son una llave hacia el futuro, un futuro que se podría calificar ya como un presente más que evidente.

Te puede interesar: El héroe de WannaCry, arrestado por el FBI

Como botón de muestra, solo es necesario observar nuestra vida diaria y la vida de los que nos rodean: cada día utilizamos más aplicaciones para casi todo, y tenemos asistentes virtuales. SIRI y Cortana, son capaces de aprender de su experiencia y entender el lenguaje humano, lo cual supone una ayuda enorme, tanto en nuestra vida diaria y en nuestra vida laboral.

En lo que respecta al asistente virtual de iOS, hace pocas fechas se ha sabido que es Iratxe Gómez, una profesora vasca de inglés, la que ha dado voz a dicho asistente.

La informática no es solo un terreno vedado para hombres

Uno de los principales mitos, ojo, que no realidades, es que la informática es un terreno acotado para los hombres, cosa que la realidad se encarga de desmentir.

A pesar de que solo el 14% de los estudiantes de informática son mujeres, copan los cuadros de honor, por resultados académicos, de las facultades y las escuelas de ingenierías informáticas.

Informáticos, perfil diverso

Otro de los lugares comunes, es que para ser informático hay que ser un friki, reconcentrado delante de la computadora 25 horas al día; la realidad es que el perfil de los informáticos es muy heterogéneo.

La informática ya permea todos los sectores, desde las aplicaciones para dispositivos móviles, hasta aplicaciones para medicina, pasando por muchas disciplinas humanísticas.

Por otro lado, en un momento en el cual, en las disciplinas técnicas, rebosan de productos informáticos que aceleran el trabajo, la informática tiene, ahora, un campo de desarrollo orientado a profesiones de las ciencias humanas.

Informática, tan difícil como otras ingenierías

Por otro lado, es necesario desmontar la teoría de que estudiar informática es difícil, ya que, al menos en el Estado Español, los índices de aprobados son muy similares a las de otras ingenierías.

Además, nuestro país destaca por la calidad de sus ingenieros informáticos, ya que han sido informáticos españoles los que han logrado «hackear» WhatsApp.

E inclusive aceptando que puedan ser unos estudios con dificultad, hay que tener en cuenta que por lo general, lo difícil, cuando se supera, «sabe» mucho mejor.

Una profesión con buenas condiciones laborales y bien remunerada

De un tiempo a esta parte, se ha extendido la idea que trabajar en el sector informático y afines es muy duro, por las espantosas condiciones laborales que existen.

Se trata de una falacia: los profesionales de la informática, en realidad, suelen tener muy buenas condiciones laborales, mejores que en otras muchas profesiones.

Al mismo tiempo, también existe un bulo, que dice que los profesionales de la informática son un colectivo mal pagado; la realidad es que hay de todo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que, en 2014, el salario medio anual llegó a los 37.762 euros.

El aprendizaje continuo es una virtud

El «estado beta permanente», tampoco es una losa, ya que el tener que estar actualizándose permanentemente, es una virtud en este mundo del siglo XXI, y es una tendencia que ya sufren casi todos los nichos laborales.

Muy lejos de cualquier burbuja

Algunos augures del Armagedón, también llevan muchos años diciendo que la informática es una burbuja, que tardará poco en estallar.

Eso es rotundamente falso, ya que la digitalización avanza imparable, y ha llegado para quedarse, además de que ya involucra todos los sectores, los que hay y los que habrá.

Buena muestra de ello, es que actualmente, las cinco empresas mundiales con mayor valor bursátil, son del sector de las tecnologías de la información, y son: Apple, Google, Microsoft, Amazon, Facebook.

STEM, el futuro asegurado

Además, las perspectivas de futuro de todo lo que tiene que ver con las STEM, acrónimo en inglés de Science, Technology, Engineering y Mathematics, son espectaculares.

Inclusive no tener esos perfiles laborales, puede hacer que los países acaben retrocediendo, en valores tan primordiales como IDH o PIB.

Robótica, presente antes de futuro

Una de esas nuevas profesiones, que nacen al calor de la IT y de la informática, y que tienen un relumbrante futuro, es la de entrenador de robots, siendo la robótica un sector en el que se está viviendo un intenso debate.

Hawking, Gates y sus miedos

Autoridades de renombre dentro del sector científico y tecnológico, como Bill Gates o Stephen Hawking, llevan ya tiempo alertando sobre los peligros, que puede generar la inteligencia artificial.

Acotan esos peligros a que no se siguen unas normas claras en su desarrollo, y en derivadas en las cuales la robótica haría que se perdiesen la mayor parte de los empleos de diversos sectores, como el industrial.

En el caso de las opiniones de Bill Gates, de las cuales ya se han hecho eco importantes sindicatos – en España UGT y CCOO -, son tendentes a que todos los robots, que se dediquen al sector productivo, tengan que cotizar.

En el caso de España

Los datos sobre nuestro país, que se pueden interpretar, también en clave apocalíptica, indican que el 12% de los empleos, caerían dentro de los automatizables.

Por sectores, y esto sí que puede tener unos efectos de bomba nuclear, el 60% de los empleos en manufacturas y agricultura, podrían perderse en favor de los robots.

Peligro pero con matices

Diversos estudios muestran, que los robots destruirán empleos en aquellos sectores de baja cualificación laboral, y que consisten en la realización de trabajos mecánicos y repetitivos.

Otro cantar será, el de aquellas profesiones que hacen necesaria la concurrencia de una importante formación, y de estas, aquellas que tengan que ver con la creatividad.

La falta de adecuación del sistema educativo como base del problema

Algunos gurús de la revolución tecnológica que nos espera, la 4.0, creen que la pérdida de empleos se deberá, sobre todo, a la falta de adecuación del sistema educativo a lo que realmente pide el mercado laboral.

Ese sistema educativo, destacando de él la universidad, es excesivamente conservador y no apuesta por lo que serán, a buen seguro, las profesiones de un futuro cercano.

Ante este inmovilismo, tenemos iniciativas como el japonés Vantan High School, que imparte una formación integral en robótica y drones, dos de las tecnologías que dominarán el futuro. Y estamos hablando de los rectores y diseñadores de un universo robótico, que en ciertos sectores es ya una realidad, y al que podemos denominar Factoría 4.0.

Ese nuevo entorno fabril, está compuesto por robots que llevan paquetes dentro de las fábricas, robots cuya única función es apretar tornillos y tuercas y robots que se desempeñan realizando complicadas soldaduras en el sector de la automoción.

Entrenadores de robot, una profesión con futuro

Se trata de una nueva profesión, todavía en estado germinal, que consiste en «entrenar» a los robots en determinadas funciones. En el futuro, se fabricaran robots que serán multifunción.

El poder desempeñar diversos roles dentro de una factoría dentro de un entorno productivos determinado, haría necesario la presencia de «entrenadores» para el desarrollo de trabajos más específicos.

Se trata por tanto, de unos entornos laborales, donde coexistirá el personal humano con las máquinas, lo cual abre una nueva vía de colaboración entre personas y robots. Esa simbiosis se encuentra muy alejada de distopías apocalípticas, en las cuales se establecería una guerra a muerte entre trabajadores humanos y cibernéticos.

Uno de estos ejemplos de colaboración entre personal humano y robots, se puede ver en las factorías de Apple donde se fabrican y ensamblas los iPod, iPad e iPhone.

Inclusive ese incardinamiento puede producir, o está produciendo ya, una resurrección de disciplinas humanísticas, que si no fuese por mor de las nuevas tecnologías, habrían caído más que en desuso, en el agujero negro de la historia.

¿Preocupado por tu futuro laboral fruto de la robotización? ¿Te atraen la robótica y las nuevas tecnologías? Aprende sobre esos temas y sobre más en Voltaico y en el resto de los blogs de Difoosion.

Fuente: Diario El País / Abc

Imagen: Selka / Kārlis Dambrāns / Juhan Sonin / James Baker / UC Davis College of Engineering / Prayitno] / zwenzeni / bflshadow / Kevin Gong / Steve Jurvetson / Sam Churchill / TheLeadSA / DLR German Aerospace Center / Dick Thomas Johnson / Kitmondo Marketplace / Web Summit / trailersoftheeastcoast /

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here