Inicio Actualidad El sensor llamado a revolucionar los coches autónomos

El sensor llamado a revolucionar los coches autónomos

0
Compartir

Se podría decir que no queda prácticamente ninguna compañía relacionada con el sector tecnológico que no apueste por los coches autónomos. Hasta Intel creará su flota de más de 100 automóviles autónomos, y ojo porque las novedades en este campo pueden revolucionar el panorama a corto plazo.

El gran cambio podría llegar de la mano de un nuevo sensor que, de ser implantado, logrará reducir los costes de fabricación y simplificará los sistemas de seguridad y navegación de los vehículos autónomos. Este sensor, impreso con tecnología 3D, podría ser capaz de sustituir el uso del radar en los coches autónomos, ha sido creado en la Universidad de Arizona y ya se encuentra buscando la manera de ser comercializado.

Un sensor revolucionario

Tras comprobar que los sistemas autónomos y la realidad virtual serán más precisos con la cámara 4D, ahora le llega el turno a un sensor que ofrece Visión en 360º y simplifica el control que los vehículos autónomos deben realizar de su entorno. Este nuevo sensor sustituiría los sistemas actuales y reduciría el número de elementos necesarios para el control y seguridad.

Si en los vehículos actuales se había llegado al consenso de que una combinación entre cámaras y radares es la solución más efectiva, lo cierto es que cualquiera de estas configuraciones conlleva un alto coste de incorporación al vehículo. La gran diferencia que ofrece este nuevo sensor es que reduciría costes y haría la configuración de los sistemas de navegación y seguridad más sencilla.

La nueva creación incorpora muchas ventajas, tal y como anuncian desde Lunewave (startup responsable del invento) y secundan desde SlashGear. Probablemente la más llamativa sea que la impresión 3D del nuevo sensor de visión 360º sería adaptable y modificable, permitiendo a cada fabricante personalizar su configuración y reducir costes de manera global.

Las innovaciones de los coches autónomos

Lo mejor que tienen los sectores tecnológicos jóvenes como el de los coches autónomos es que las innovaciones y propuestas son variadas y múltiples. Lo mismo una semana analizamos el volante opcional, gran patente para autónomos que esconde Ford, como hablamos de sensores de impresión 3D que podrían terminar siendo verdaderamente revolucionarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here