EnChorma, ¿la cura para el daltonismo?

0

El daltonismo es la alteración de la percepción de los colores. Los conos (células de la retina) se encargan de la percepción de la luz, en la cual consigue distinguir tres colores primarios: el azul, el verde y el rojo. Aun así, dentro del daltonismo podemos encontrar diferentes tipos: dicromatismo (la falta de uno de los conos, hace que dos colores se vean iguales), tricromatismo anómalo (se poseen los tres conos, aunque uno de ellos es deficiente) y acromatopsia (el más grave de los tres, el sujeto sólo ve en escala de grises).

En los últimos años, EnChroma (una empresa americana) trata de dar solución a este problema que afecta al 10% de la población. Sus gafas ya están en el mercado, pero ¿realmente funcionan?

Las gafas EnChroma filtran las frecuencias de los colores. Para entenderlo un ejemplo: Si no eres capaz de diferenciar el rojo y el verde, las gafas separan los conos, de tal manera que sólo ves los verdes muy intensos y con los rojos sucede lo mismo. De esta manera se descartan las tonalidades intermedias. Es cierto que las gafas no corrigen todo el daltonismo, pero reparan en gran parte la deficiencia ocular.

Para poder saber qué cristales debe llevar las gafas, el paciente será sometido al test de Ishihara, que consiste en unas tarjetas en las cuales hay que decir el número que está escrito. Es una combinación de dos o más colores diferentes para el fondo y el número. Dependiendo de cuáles se diferencien se sabrá qué conos son los que están afectados y de ahí se probarán diferentes filtros en las gafas. Es parecido a medir las dioptrías, solo que con colores.

Aquellos que han probado las gafas EnChroma confirman que funcionan, aunque la gran mayoría no cree que las vaya a utilizar diariamente. Es lógico, si se tiene en cuenta que han estado toda la vida viendo con diferentes colores.

Es cierto que estas gafas no son una cura para el daltonismo, aunque afortunadamente ya se están probando intervenciones para curarlo, la terapia genética cada vez está más cerca de ser una realidad.

Así que, por el momento, hasta que se encuentre una solución definitiva y eficaz, se puede decir que el mundo depende del filtro con el que lo mires.

Fuentes: Cuida tu vista, Xataka, Gonzoo, Medline Plus

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.