Inicio Actualidad El FBI vuelve a ‘huír’ del iPhone de San Bernardino

El FBI vuelve a ‘huír’ del iPhone de San Bernardino

0
Compartir

Se podría decir sin problemas que la relación que mantiene el FBI con el mundo tecnológico es bastante peliaguda. Acciones como el arresto al héroe de WannaCry no ayudan a mejorar esa imagen, y tampoco lo hace la última situación que hemos conocido en torno al caso del iPhone de San Bernardino.

Y es que el organismo federal estadounidense ha vuelto a librarse de tener que dar explicaciones en torno a las acciones realizadas al ya famoso dispositivo iPhone. Ha sido una jueza quien ha decidido darle vía libre al FBI, pero a su vez ha provocado el descontento de los medios de comunicación del país.

El FBI y el iPhone de San Bernardino

Los medios The Associated Press, USA Today y Vice News pretendían que un tribunal accediera a su petición y obligara a los responsables del FBI a desvelar las herramientas empleadas en el desbloqueo del terminal. Una pretensión amparada en conocer las acciones llevadas a cabo y el alcance de las herramientas y procedimientos usados.

No obstante, según indican en Engagdet, la jueza Tanya Chutkan ha denegado la petición, y ha basado su decisión en el riesgo que correrían la identidad del vendedor y el precio pagado de ser revelados públicamente. Señalando palabras textuales, Chutkan dijo que cumplir la petición “podría desbaratar los esfuerzos futuros del FBI para proteger la seguridad nacional”.

Te puede interesar: Se anuncia el despido del director del FBI

Más allá de esta guerra dialéctica y de la batalla legal se esconde una cuestión que cada vez comienza a preocupar a más usuarios de terminales móviles. Nos estamos refiriendo a la privacidad de los datos de los usuarios, un tema que estuvo en el candelero con la detención del terrorista de San Bernardino y la obtención de los datos de su iPhone, pero que quizás ahora ha pasado a un segundo plano.

El derecho a la privacidad

De momento parece que el FBI se seguirá saliendo con la suya en este asunto, una idea que no gusta demasiado a los amantes de la libertad y quienes piensan que todos tenemos derecho a salvaguardar nuestra intimidad. Y es que confiar la privacidad a un terminal cuyas vulnerabilidades no conocemos al completo, no es lo más deseable. En cualquier caso, algo nos dice que no será la última vez que escuchemos hablar del iPhone de San Bernardino.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here