Twitter adapta su política para evitar el “porno de venganza”

0

Si recientemente Twitter prometió incorporar nuevas políticas contra el acoso sexual, parece que ahora ya podemos decir que esas medidas tienen imagen y forma. La red social adapta su política a la actualidad y será mucho más restrictiva con el contenido considerado de índole sexual.

Recordemos que este cambio ha venido apoyado tras el escándalo sexual en torno a Harvey Weinstein, por el cual muchos famosos de Hollywood se han movilizado y han pedido un mayor control tanto de las redes sociales como de las comunicaciones a través de dispositivos móviles.

Twitter modifica sus políticas

Por desgracia, las redes sociales ya han servido en más de una ocasión como trampolín para quienes buscan causar daño compartiendo imágenes subidas de tono. Una situación que es común tanto en el mundo de los famosos como en el día a día de las personas de a pie.

Como recogen en TechCrunch, lamentablemente también se dan casos de parejas que dejan de serlo y una de las dos partes decide, a modo de venganza, compartir públicamente un material íntimo que para nada fue creado con esas intenciones. Se produce entonces una violación de los derechos de una persona, pero ¿qué pasa si las imágenes permanecen demasiado tiempo online?

Te puede interesar: Twitter suma una nueva función para destacar eventos en directo

En Twitter han decidido cortar por lo sano, y para ello han modificado sus políticas de privacidad. La nueva norma de la red social indica que nadie podrá ser capaz de compartir fotos o vídeos de carácter íntimo en los que aparezca alguien, sin el consentimiento de dicha persona. Entre el material susceptible a esta nueva política, Twitter incluye “desnudos, desnudos parciales y/o actos sexuales”.

Control de lo que compartimos

Del mismo modo que el descontrol de las fake news llevó a las grandes compañías a buscar métodos de evitar las falsas informaciones y la confusión que provocan, ahora el foco de atención se dirige hacia las imágenes y vídeos de carácter íntimo. Twitter se mostrará mucho más férrea a la hora de poder compartir este tipo de imágenes y esperamos que todo ello vaya en pro de la privacidad de los usuarios y la mejora de su experiencia.

Probablemente habrá quien ponga el grito en el cielo y vea coartada su libertad, pero también es cierto que en estos casos quizás es preferible eso que correr el riesgo de poder dañar la imagen pública de alguien de manera irreparable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.