Inicio Opinión ¿Qué futuro le espera al conector Jack de 3.5 mm en los...

¿Qué futuro le espera al conector Jack de 3.5 mm en los smartphones?

0
Compartir

Tal y como ya sabréis, la tendencia a prescindir del conector de auriculares Jack de 3.5 mm en los terminales de gama alta, es un hecho cada vez más presente. Prueba de ello es que las compañías lo están empezando a eliminar en sus nuevos lanzamientos. Por el momento es algo que encontramos en las gamas más altas, como el reciente iPhone X o los nuevos Google Pixel 2, pero en un futuro podría llegar a afectar al resto.

El Jack de 3.5 milímetros es un recurso que los fabricantes ponen a nuestra disposición para que podamos conectar nuestros auriculares a nuestro smartphone y por lo tanto podamos escuchar todo aquello que queramos a través de ellos. Normalmente solemos usar este conector para escuchar música, pero puede tener muchas más aplicaciones sobre todo en otros campos (altavoces externos, vehículos…).

Aunque ha sido una funcionalidad que ha venido de la mano de nuestros dispositivos desde sus inicios, la tecnología avanza y los fabricantes creen que podemos prescindir de este conector y trabajar con alternativas que nos puedan ofrecer la misma experiencia de usuario. Y es que la distribución de los elementos de electrónica interna de nuestros smartphones es un punto clave.

Uno de los motivos que toma más peso entre los fabricantes a la hora de prescindir de este conector Jack de 3.5 mm, es la posibilidad de liberar el espacio interno que ocupa y usar este mismo para re-estructurar la electrónica. Además, el hecho de que el grosor de este conector sea superior a la media (puerto de carga, altavoces, sensor de sonido…) hace que la eliminación del mismo pueda dar más juego a los fabricantes para poder realizar diseños más finos y compactos.

Junto a todo ello, la posibilidad de implementar la misma funcionalidad que nos otorga este conector usando ya otro conector que encontramos en nuestro dispositivo (hablamos del puerto de carga USB Tipo-C) hace que podamos seguir disfrutando de él sin ningún problema.

No todos los puntos son positivos

Pero tal y como ocurre hoy en día, no todos los puntos que encontramos en la eliminación del Jack de 3.5 mm son positivos. El primer impedimento que encontramos a la hora de “borrar” de nuestros smartphones este conector es la necesidad de disponer de un adaptador USB Tipo-C a Jack de 3.5 mm. Aunque por el momento los fabricantes nos lo ofrecen gratuitamente, es muy probable que en un futuro no lo encontremos.

El hecho de eliminar este conector nos lleva también a tener que comprar de nuevo auriculares en el caso de que queramos evitar el adaptador. Junto a todo ello, se añade más complejidad al sistema y pasamos de una simple conexión directa, a tener que estar pendientes de un adaptador, que puede funcionar mal y que en definitiva lo único que provoca es que todo se vuelva más complicado.

Sin duda alguna el Jack de 3.5 mm ha sido siempre un conector que ha estado a nuestro lado y que para los amantes de la música se ha convertido en un aliado. La presencia de este tipo de conector parece que tiene los días contados, aunque aún haya algunos fabricantes que se resistan a eliminarlo, como en el caso del OnePlus 5T. Deberemos esperar a ver cómo evoluciona el mercado de los smartphones para valorar si finalmente se trata de un recurso que se queda en las gamas más altas o termina por afectar a todo el mercado de los dispositivos móviles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here