Inicio Análisis Así evoluciona la cuota de mercado de Android

Así evoluciona la cuota de mercado de Android

1
Compartir

Hoy en día Android está instalado en gran parte de los dispositivos móviles del mercado. Esto hace que la cuota de mercado, que ya de por sí ronda el 80% en favor de Google, sea objeto de estudio, sobre todo en relación a las versiones de la misma.

Con la llegada de los Google Pixel 2 también hizo acto de presencia la nueva versión del sistema, Android Oreo 8.0. Aunque actualmente se encuentre bajo desarrollo la beta de Android 8.1, los resultados de la cuota de mercado de Android ya se encuentran disponibles para el público.

Hay que destacar que este análisis recoge dos meses y medio de vida de esta nueva versión. Esto implica que muy pocos dispositivos, más allá de los propios de Google y algún que otro terminal de gama alta, han podido actualizar a la versión más reciente. Serán los próximos resultados de cuota de mercado los que nos den una referencia más objetiva sobre el progreso de las actualizaciones de Google.

Android Oreo 8.0 crece, pero a ritmo lento

Tal y como podréis observar en el gráfico inferior, Android 8.0 se encuentra presente en apenas un 0,3% de los móviles a nivel mundial. Esta cifra encaja perfectamente con lo que hemos comentado anteriormente a cerca de su reciente lanzamiento. Aún así, implica un crecimiento de un 0,1%, algo superior que en lanzamientos anteriores pero lejos de los mejores datos.

Si comparamos el comienzo con uno de los mejores inicios de versión en Android (Android KitKat 4.4), este mismo logró una cuota de un 1,1% aproximadamente en las mismas fechas. Aunque las cifras son inferiores para Android Oreo, nos dan una buena referencia del progreso que suelen tener las actualizaciones importantes al ser lanzadas.

Continuando con el análisis, destacamos la fuerte presencia de Android Marshmallow 6.0 anotando casi un 31% de cuota de mercado. Le sigue de muy cerca Android Lollipop con un total de 27,2% y Android Nougat con un 20,6%. Vemos también como las versiones más antiguas del sistema de Google pierden cada vez más cuota de mercado llegando hasta porcentajes residuales, una tendencia que ya lleva trimestres repitiéndose.

El problema de la fragmentación

Una vez más llegados a este punto el debate de la fragmentación en versiones del sistema vuelve a aparecer. Con un lanzamiento continuado de casi dos versiones anuales (versión global y corrección de errores), hay una gran cantidad de dispositivos que quedan anticuados si nos fijamos en el software que llevan instalado.

El hecho de que deban ser los fabricantes los que adapten las versiones cada vez que sean lanzadas demora mucho el proceso. Este es, sin lugar a dudas, el motivo principal por el que hoy mismo muchos de nosotros no tenemos ni Android 7.1.1 y probablemente nunca disfrutemos de Android Oreo en nuestro actual dispositivo.

No ocurre lo mismo en otras empresas como Apple, pues a nivel de actualizaciones, al ser un sistema cerrado y en propiedad de empresa (tanto software como hardware), las actualizaciones llegan al mismo tiempo a todos por igual.

Aunque gracias a este estudio hemos podido ver el discreto crecimiento de la nueva versión de Android, nos volvemos a preguntar si realmente es necesario lanzar tantas actualizaciones cada poco tiempo. Sólo los usuarios y los fabricantes terminarán por valorar si vale la pena tener en cuenta la política de actualizaciones al comprar un dispositivo o priman otros factores.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here