Inicio Actualidad Hacienda no perseguirá a compradores y vendedores online

Hacienda no perseguirá a compradores y vendedores online

1
Compartir

Tremendo susto el que millones de españoles nos llevamos la pasada semana. El diario Expansión provocó atragantamientos en muchos desayunos al dar la noticia de que Hacienda grava con un 4% las ventas online de objetos de segunda mano entre particulares. Sin embargo, desde Voltaico queremos llamar a la calma a compradores y vendedores online y explicar la controvertida situación.

¿Impuesto? sí, ¿noticia? no

La liebre ha saltado a raíz de una consulta vinculante publicada el 22 de agosto en la web de la Dirección General de Tributos (DGT), órgano legislativo del Ministerio de Hacienda, y de la cual se han hecho eco hoy el citado diario Expansión y la agencia de noticias Europa Press. En ella, a la pregunta de una contribuyente sobre la tributación de ventas de segunda mano, la DGT responde que están sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este impuesto, cedido a las Comunidades Autónomas, grava al comprador con una tasa de un 4% del valor del objeto.

Ahora, ¿dónde está la noticia? En ningún lado. Esta ley existe y está en vigor desde principios de los 90. Muchos la conocerán por haber comprado un piso o coche de segunda mano, los casos más frecuentes transmisiones sujetas al ITP. No estamos ante un caso de nueva ley, sino que se trata del de una medida ya existente, pero que no se aplica más allá de los dos ejemplos mencionados.

Sin entrar en complicadas explicaciones de carácter económico y fiscal, podemos simplificar la cuestión imperando al sentido común: no tiene lógica la imposición tratándose de artículos que, en la mayoría de los casos, han perdido gran parte de su valor.

El único problema de esta noticia radica en una mala interpretación por parte de quienes la han dado. Hacienda no ha cambiado, ni va a hacerlo, su parecer hacia la compraventa de artículos usados en Internet. Compradores y vendedores online, especialmente los primeros que son los sujetos pasivos del impuesto, pueden estar tranquilos. Nadie nos va a exigir pagar 40 céntimos por adquirir un videojuego usado de 10 euros. Ojo, podrían hacerlo, pues la ley así lo recoge, pero no va a suceder. Lo que tampoco va a hacer el Fisco es reconocer que no persigue esto, pues haciendo una sencilla analogía es como si un peatón le pregunta a la policía si puede cruzar la calle en rojo.

El fin último de Hacienda, y el único camino que el Ministerio se plantea seguir, es el de ir detrás de los grandes compradores y vendedores de estas plataformas. Es decir, aquellos que exceden los cauces de la economía familiar y se dedican a, encubiertamente, realizar a través de Internet una actividad comercial plena. Entendemos como esto a grandes importadores de mercancías extranjeras, no sujetas a IVA, o personas que comercian en estos entornos con mercancías de gran valor y que no se devalúan, sino todo lo contrario, como coleccionistas de arte.

Así pues, si teníais pensado realizar vuestras compras navideñas a través de eBay, Amazon o Wallapop, o si queríais aprovechar el venidero Black Friday, podéis hacerlo sin temor alguno porque no estáis en el punto de mira del Fisco.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here