Cuando el disco duro no es ya suficiente

0

A pesar de que los métodos de almacenamiento masivo, caso de los discos duros, tanto internos como externos, han aumentado, y mucho, la cantidad de información que pueden almacenar, esta está limitada.

Y aquí llegan los discos duros virtuales. Alojados en internet, su capacidad es, aparentemente ilimitada, y tienen una ventaja, que están a disposición desde cualquier dispositivo que tenga acceso a internet.

Te puede interesar: Cómo hacer una copia de seguridad en la nube de todos los datos de tu ordenador

Como los discos duros virtuales, están de plena actualidad, os vamos a hablar de aquellos, sobre los que existe un consenso, de ser los mejores.

Dropbox

Tiene el honor, de haber sido la empresa que ha popularizado los discos duros virtuales, poniéndolos en el «inconsciente colectivo» de los internautas.

Entre sus ventajas, es que es multiplataforma, y que soporta una buena cantidad de ellas: Android e iOS, en lo que respecta a dispositivos móviles, y en lo que respecta a sistemas operativos, soporta Windows, OS y hasta Linux.

El maridaje entre iOS y Dropbox, es muy interesante, ya que permite utilizar, a partir de iOS 11, una importante función de seguridad para los datos. Además, en su opción de almacenamiento gratuito, ofrece 2 GB, y tiene opciones de pago muy interesantes, como los 9,99 euros que nos permite tener acceso a 1 TB de almacenamiento.

Para colaborar en la seguridad de los datos, Dropbox, permite conexiones cifradas, con AES, SSL / TLS, uno de los sistemas de cifrado más completos que existen a día de hoy.

Además, cuenta con un proceso de securización en dos pasos, lo cual hace que el acceso a nuestra cuenta, sea completamente segura.

OneDrive

Se trata del sistema de almacenamiento en La Nube de Microsoft, y cuenta con un buen número de clientes, ya que la empresa que fundase Bill Gates, incluye este servicio en sus licencias de su suite ofimática Office.

Por solo 69 euros al año, es posible utilizar la última versión de Office, y tener acceso a un espacio de almacenamiento, en OneDrive, de 1 TB, aunque existe un problema en la forma de almacenamiento de la información.

Esa mácula es que, al menos para usuarios domésticos, la información no se cifra, quedando esa opción para los clientes corporativos.

Debido a ello, en caso de un ataque informático, nuestros datos quedarían a la vista de los piratas informáticos, con lo peligroso que eso puede ser.

iCloud

Se trata de un servicio de disco duro virtual, ligado a los productos Apple, ya que es la empresa que preside Tim Cook, la que proporciona el servicio.

Especialmente indicada para productos Apple, con los que la integración del servicio es completa, su cuota más económica, de 9,99 euros, nos va a permitir un espacio de almacenamiento de 2 TB.

La seguridad de los datos es completa, y la corrupción de los mismos es muy difícil, ya que los datos están cifrados, y las conexiones por donde discurren, también.

SpiderOak

A pesar de ser un servicio de disco duro virtual, que es prácticamente desconocido para los no iniciados en almacenamiento en La Nube, es ampliamente utilizado por los obsesionados por la seguridad de los datos.

La seguridad se basa, entre otras cosas, en que existe cifrado de extremo a extremo, esto es, la conexión es completamente segura.

Por ello, es prácticamente imposible su corrupción. Pero este no es la única, ni la más importante, medida de seguridad que podemos encontrar en SpiderOak. Esta empresa, tiene como política la de «no saber», esto es, no sabe, ni la contraseña de acceso de cada usuario, ni el contenido del espacio de almacenamiento contratado.

Sobre aplicaciones para guardar contraseñas, nuestros compañeros de Voltaico, nos presentan un interesante artículo sobre los tres mejores gestores de contraseñas.

Como desventaja está, que si el usuario pierde la contraseña de acceso, se pueden dar los datos por perdidos, ya que SpideOak, no tiene forma material de recuperar esa información.

Esta exclusividad en los servicios, se traslada a la cartera: El almacenamiento de 5 TB tiene un coste anual de 279 euros, aunque, cuenta con la ventaja, de que se puede acceder al servicio desde cualquier dispositivo.

El necesario cifrado de los datos

Esta es, una de las principales asignaturas pendientes de la mayoría de los usuarios, que muchas veces, inclusive cuando la información es importante, optan por su no cifrado.

Recientes ataques informáticos, han demostrado que inclusive en grandes empresas y organizaciones, la información está al alcance de las manos de los cacos y piratas informáticos.

De cualquier modo, la información en un disco duro de un ordenador o portátil, puede ser fácil de proteger, pero cuando hablamos de discos duros virtuales, discos duros externos y memorias USB, el problema se muestra más peliagudo.

Muchos de estos sistemas de cifrado de datos, han sido desarrollados por empresas israelíes, un país que es un ejemplo en ciberseguridad y seguridad informática.

Un equilibrio entre seguridad y accesibilidad

Por lo general, y en los últimos tiempos, las empresas de seguridad informática, desarrollan soluciones de cifrado, que quieren mantener un compromiso con esos dos conceptos.

En el caso de los ordenadores de sobremesa y los portátiles, una de las soluciones, son la de crear una unidad virtual cifrada, dentro del propio disco duro.

Aquellos documentos o datos que pueden ver comprometida su seguridad, se pasan a esa unidad virtual cifrada, y a partir de ese momento, son inaccesibles a cualquiera que no tenga las claves.

Este tipo de soluciones, están ya muy desarrolladas para sistemas operativos Windows. Por lo general, mientas el equipo informático está en funcionamiento, se pueden añadir archivos a esa unidad virtual, que se cifra cuando se cierra el equipo.

Seguridad en unidades USB

Este tipo de memorias de estado sólido, son un punto crítico en la seguridad de los datos. Las mismas características, alta capacidad y portabilidad, hacen que se extravíen o puedan ser hurtadas con una relativa facilidad.

A pesar de ello, o quizás precisamente de ello, se han desarrollado robustos sistemas de cifrado y seguridad, que se puede aplicar a las memorias USB.

Una de estas medidas, tiene que ver con limitar el número de equipos que puede acceder a la memoria USB, esto es, al conectar la memoria USB a cualquier equipo, no nos va a permitir el acceso a los datos. Otra solución de seguridad, tiene que ver con, cifrar los datos que están almacenados en esa memoria USB. El acceso a los mismos, una vez conectada la USB en algún equipo, se soluciona introduciendo una clave, que descifra los datos.

Como vemos, el cifrado y seguridad de los datos, son vitales, tanto para empresas como para particulares, y se podría decir que se trata del juego del gato y el ratón.

Si queréis aprender sobre seguridad de datos en USB, os remitimos a un artículo de nuestros compañeros de rootear, en el cual nos hablan de, como añadir más seguridad a las memorias USB, utilizando la aplicación USB Flash Drives Control. La piratería y la seguridad informáticas, se retroalimentan. A cualquier avance de métodos de cifrado y seguridad de datos, los «hackers» responden con métodos más refinados de pirateo informático.

¿Confías en el cifrado de tus datos? ¿Te apasiona la seguridad informática? Aprende de todos estos interesantes temas, y de muchos más, en Voltaico y en el resto de los blogs de Difoosion.

Fuente: El País / Computer Hoy

Imagen: massmatt / Ian Lamont / R. Crap Mariner / Microsoft / Matthew Pearce / Steve Lodefink / Microsiervos / Carolyn Williams / Procsilas Moscas / Ambuj Saxena / Christopher Dombres

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.