Las obleas de silicio se encarecen un 20% y subirán más el año que viene

0

El aumento de la demanda y la falta de oferta han hecho que el precio de las obleas de 300 mm de silicio aumente un 20% respecto al 2016, y aumentarán un 20% más en el 2018. Una tendencia que va en aumento y que no es fácil que cambie.

Es un metal semiconductor que podemos encontrar en la corteza terrestre en grandes cantidades y el segundo más común después del oxígeno. Sus características son similares a las del carbono y germanio, y se trata de uno de los metales más utilizados en la industria de la electrónica y hardware informático. De ahí su gran valor, ya que se utiliza para la fabricación de obleas o chips electrónicos que utilizamos cada día.

Las obleas que son imprescindibles para la producción de la circuitería electrónica y chips de consumo. ¿Y cómo repercute esto al consumidor? En el encarecimiento del producto final. El precio de las memorias RAM, o NAND subirá, al igual que lo harán las tarjetas gráficas y todos los dispositivos informáticos o electrónicos y que contengan este material. Es decir, el aumento de esta materia prima aumenta directamente los productos que se fabrican con ella. Y eso, nos afecta a todos.

El precio seguirá subiendo

El precio del silicio ha aumentado en un 20% este año y lo seguirá haciendo probablemente en los siguientes dos, tal y como ha adelantado la compañía. Un panorama que no parece alentador, y que afecta directamente a los consumidores regulares de este tipo de productos. Tendencia al alza sin visos de cambiar al menos hasta que algún organismo regulador ponga tierra de por medio, o aparezca un nuevo material que lo sustituya.

El mayor abastecedor de silicio es la empresa SUMCO, japonesa, que suministra dos tercios de las obleas que se venden en el mercado. En esta situación de poder poco o nada se puede hacer desde una posición de desventaja. Sin embargo, que la empresa actúe de esta manera le puede pasar factura en forma de menos beneficios al final de año.

Los dueños del silicio mandan

Son los fabricantes de las obleas los que han estancado la producción de las mismas haciendo que su precio suba. Es la ley del mercado, si sube la demanda pero la oferta sigue siendo la misma, el producto se eleva. Con poca competencia esto se convierte en un problema, y es lo que está pasando en este sector.

Teóricamente la estrategia que utilizan los explotadores de silicio es simplemente ajustar la producción sin que esta sobrepase la demanda. Aumentan su producción interna sin satisfacer la demanda de sus clientes, influyendo así en el precio de mercado. La tendencia no parece que vaya a cambiar a largo plazo, ya que según anuncian las mayores fabricantes de silicio, el precio aumentará por su “decisión” y control de mercado y no por una incapacidad de producción o falta de materia prima.

Nos quedaremos a la espera de ver la evolución y si la situación se revierte. ¿Qué pensáis sobre esto? ¿Creéis que las empresas abusan de sus posiciones de poder?

Fuentes: HardZone, Profesional Review.

Fotos: By Warut Roonguthai (Own work).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.