OnePlus da detalles sobre el verdadero uso del desbloqueo facial del OnePlus 5T

0

Tal y como muchos de vosotros ya sabréis, hace unos días se presentó de forma oficial el esperado OnePlus 5T, el sucesor natural del OnePlus 5. Este lanzamiento era uno de los últimos y más esperados del año, principalmente por la política de precios rompedores de la firma y por la actualización a nivel de diseño del dispositivo.

Aunque los rumores previos ya contextualizaron un poco las características, tanto a nivel de software y de hardware como a nivel de diseño, que implementaría este OnePlus 5T, hubo una de ellas que pasó desapercibida completamente y que el día de su lanzamiento nos sorprendió muy positivamente.

Hablamos del desbloqueo facial a través de el procesado de imagen de su cámara. Mediante la lectura de los puntos de nuestra cara, el OnePlus 5T es capaz de reconocernos y desbloquear el terminal en apenas 0.4 segundos, uno de los más rápidos del mercado.

Aunque inicialmente esta novedad sorprendió a muchos usuarios de la red, poco a poco las dudas empezaron a llegar. Con la inevitable comparación del iPhone X y su desbloqueo facial 3D, a OnePlus se le acusó de que se trataba de un método poco seguro que podría ser quebrado fácilmente.

Las críticas a la compañía crecieron aún más cuando Carl Pei, fundador de la misma, declaró públicamente a través de las redes sociales que el método más seguro para pagos móviles o operaciones de riesgo era el sensor de huellas de la parte trasera, no el desbloqueo facial de la zona delantera.

La seguridad es importante, pero la rapidez va primero

OnePlus ha explicado, aunque no con la profundidad que todos esperábamos, que su cámara “solo” usa un total de 100 puntos sobre nuestro rostro para reconocernos. Mediante un post-procesado realmente rápido, el dispositivo es capaz de reconocer nuestro rostro y desbloquear el terminal en tiempo récord.

Algo así sucede en otros terminales como el iPhone X o el Note 7 y su desbloqueo por iris. La gran diferencia pasa porque estos anteriores emplean muchos más puntos y algoritmos más complejos que incrementan tanto el trabajo computacional como el tiempo de resolución, pero a su vez la fiabilidad y seguridad.

La firma justifica la presencia de un sensor de huellas en la parte trasera como herramienta principal para acciones más sensibles (pagos móviles, identificaciones de seguridad, bloqueo de aplicaciones…) y da una salida más enfocada a la experiencia de usuario de cara a su desbloqueo facial por imagen.

¿Rapidez o seguridad?

Llegados a este punto nos encontramos delante de una tesitura en la que sólo el usuario medio tiene la respuesta. Siempre que podamos combinar la presencia de un sensor de desbloqueo facial para el desbloqueo del terminal y un sensor de huellas para otro tipo de operaciones, tendremos dónde elegir.

El principal problema llegará si una de estas dos opciones desaparece, pues de ser el sensor de huellas, como ocurre en el iPhone X, la seguridad debe pasar a ser el punto más importante en el desbloqueo facial (asumiendo todo lo que ello comporta).

Por el momento parece que la respuesta de los chicos de OnePlus va bastante encaminada a usar las dos herramientas independientemente según la operación que se quiera realizar. Probablemente de este modo podremos garantizar una buena experiencia de usuario junto a un nivel más que aceptable de seguridad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.