Razer hace oficial su potente smartphone

0

Sabíamos que Razer quería un trozo del pastel de teléfonos móviles y ahora sabemos cómo intentará ganárselo. Tras una filtración sucedida algunas horas antes, la compañía ha presentado oficialmente el Razer Phone, un dispositivo de altas prestaciones que puede encontrar su hueco fácilmente en este competitivo mercado.

Gran pantalla a bordo del Razer Phone

Uno de los elementos más llamativos de este teléfono será su pantalla, la cual recibe la denominación de Ultramotion Display, nomenclatura que sirve para englobar una tasa de refresco de 120Hz y una resolución 2K en un espacio de 5,7 pulgadas de diagonal.

En el interior del teléfono Razer Phone encontraremos el procesador Qualcomm Snapdragon 835, un elemento común a todos los dispositivos Android de primera línea lanzados a principios de este año. Ese procesador estará bien flanqueado por 8GB de RAM DDR4 y 64GB de almacenamiento interno. Gracias a la ranura para tarjetas microSD, podremos aumentar la capacidad de almacenaje hasta 2 TB de memoria adicional.

Según cuentan en SlashGear, este dispositivo será el primer teléfono del mundo en incluir Qualcomm QuickCharge 4.0+, y redondea sus especificaciones con una batería de 4000mAh. La mala noticia es que se trata de una batería no extraíble, una característica muy reconocible en los terminales de Apple, pero que no suele gustar demasiado entre los usuarios. La recarga de este dispositivo se realizará a través de puerto USB-C.

En cuanto al diseño exterior, este terminal resultará familiar para quienes siguieran de cerca a la compañía Nextbit. Dicha firma diseñó un teléfono bajo la denominación Nextbit Robin, un teléfono cuyo aspecto exterior recuerda mucho a este Razer Phone. Simplemente recordamos que Razer compró la compañía y ahora lanza este teléfono de ‘creación propia’.

Te puede interesar: Razer lanza un ratón diseñado principalmente para juegos de FPS

Razer Phone, con estilo propio

Lejos de contar con un diseño de líneas exquisitas, la idea del Razer Phone apunta más a ofrecer un terminal móvil que sea capaz de ofrecer un alto rendimiento, tanto en lo relativo al procesamiento como en la reproducción de medios. Y parece que lo mejor es dejarlo claro cuanto antes. Quienes quieran un teléfono potente, le darán una oportunidad, y quienes primen el diseño ante todo, pasarán de largo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.