Inicio Actualidad La Realidad Virtual ‘olorosa’ llegará más pronto que tarde

La Realidad Virtual ‘olorosa’ llegará más pronto que tarde

Sus ventajas son más de las que puedas imaginar

0
Compartir

El avance tecnológico nos está dejando creaciones como el ciborg que oye los colores, muestra de que el dominio de los sentidos es ya una posibilidad más que una quimera. El próximo paso en este camino para los desarrolladores debería ser el mundo de los olores, aunque a no todo el mundo le produzca demasiada ilusión.

Cuando hablamos de Realidad Virtual y olores son muchos los usuarios que no reciben la idea con demasiado entusiasmo, y es que al fin y al cabo mucho nos cuesta mantener nuestra casa limpia y con buen olor para que luego nos pongamos a jugar un juego o correr una aplicación y experimentar sensaciones no demasiado agradables en nuestras fosas nasales.

La Realidad Virtual que viene

Pero todo ese planteamiento empieza a cambiar, y es que si bien muchos usuarios pueden pensar en un primer momento que no existe ninguna necesidad de añadir el olor a la Realidad Virtual, desde Engadget han conseguido encontrar una serie de buenas razones que podrían decantar la balanza a favor de incorporar la nueva característica.

Ya no se trata de buscar el realismo incorporando olores (que en muchos casos no serían nada agradables) para que el usuario experimente una mayor sensación de inmersión, sino de los beneficios a largo plazo que podrían llegar incluso en forma de conservación de nuestro planeta.

Te puede interesar: Google presenta un nuevo proyecto para los amantes de la música y la realidad virtual

Un equipo de investigación de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur ha hecho público un estudio que examina cómo la Realidad Virtual puede influir en el comportamiento alimenticio a través de la comida virtual. Las conclusiones de dicho estudio presentaban ideas tan interesantes como que agregar los sentidos del olor y el gusto a la experiencia virtual tiene un efecto en la saciedad humana.

Los olores positivos

Viéndolo desde este ángulo, parece claro que debemos valorar el añadido de los olores a la Realidad Virtual como algo más serio que una características relacionada con la inmersión. Si tenemos en cuenta el valor educacional que podrían tener dichos elementos, solo podemos decir que bienvenidos sean.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here