Inicio Análisis ¿El incremento del precio de los teléfonos móviles está justificado?

¿El incremento del precio de los teléfonos móviles está justificado?

0
Compartir

Poco a poco el año 2017 finaliza y con prácticamente todos los lanzamientos importantes de teléfonos móviles de gama alta archivados, ya podemos empezar a hacer una lectura global de cómo ha ido el año. Aunque de lecturas se pueden hacer muchas, esta vez nos centraremos en el precio de venta.

Aunque hoy en día encontramos una gran variedad de gamas, productos y fabricantes, si hay algo que podemos destacar de este año 2017 es el incremento notable de precio en las gamas más altas. Con Samsung y Apple como empresas abanderadas en el sector, el precio de los teléfonos se ha disparado.

Lo peor de todo no pasa por el incremento de estos lanzamientos, pues no dejan de pertenecer a una de las gamas a las que aspiramos, sino que el incremento de los mismos repercute directamente en las gamas medias y bajas, haciendo que estas también encarezcan los productos.

La gama alta cada vez más alta

Este año 2017 ha supuesto un antes y un después en la gama alta, tanto Android como iOS. Por primera vez se ha superado la barrera de los 1.000 euros, una cifra que hace unos años era impensable.

No debemos pasar por alto que los primeros dispositivos del mercado de la gama alta apenas superaban los 600 euros. Una cantidad que, aunque a día de hoy sigue siendo para la gama alta de teléfonos móviles, ya pertenece a los precios “baratos” de la misma.

Con el lanzamiento del iPhone X, la cota superior del precio de este tipo de gamas se ha vuelto a superar. Llegando hasta los 1.150 euros (en su configuración más básica), el nuevo terminal de Apple ha marcado una tendencia que no se va a rebajar.

El incremento justificado por los componentes

Hace relativamente poco veíamos como uno de los trabajadores de OnePlus comentaba el incremento notable del precio de los componentes. Cuando hablamos de componentes nos referimos directamente a cámaras, procesadores, pantallas…

Aunque el encarecimiento de dichos componentes es un hecho real, la magnitud del incremento de los precios no es proporcionada. Así lo podemos ver reflejado claramente en la gama media, en la que hemos visto incrementos de precios pero de una forma mucho más controlada.

El próximo año 2018 va a ser todo un reto para los fabricantes de teléfonos de gama alta, pues el precio de lanzamiento va a volver a ser un factor determinante. La barrera del millar ya se ha visto superada, y después de que muchos de los usuarios la hayamos aceptado, no se va a rebajar.

La gran esperanza pasa por una gama media de smartphones cada vez más completa y eficiente. Siempre que se respete el incremento de los precios en estas gamas podremos adquirir terminales que, aunque no sean los mejores del mercado, nos ofrezcan una alternativa más que suficiente para nuestro día a día.

La próxima fecha clave para analizar la tendencia que nos encontraremos en el próximo año viene de la mano del Samsung Galaxy S9, el próximo terminal de gama alta que marcará, de nuevo, una tendencia al alza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here