Apple sigue trabajando en reducir los tiempos de entrega del iPhone X

0

Aunque desde el momento de la presentación de Apple todos ya conocíamos al iPhone X, no fue un mes mas tarde cuando lo empezamos a ver, tanto en tiendas como en manos de algunos usuarios, físicamente. El nuevo exponente de la firma ha tardado en llegar.

Es bien sabido que la empresa de Cupertino ha tenido problemas de distribución en el lanzamiento del iPhone X. Dichos problemas, principalmente provocados por la fabricación del mismo, estaban provocando tiempos de entrega superiores a las 3 semanas.

Aunque por el momento seguimos encontrando tiempos de entrega que llegan a esas fechas, Apple trabaja duro para empezar a reducirlas a los valores que nos tiene acostumbrados en el lanzamiento de sus dispositivos.

La producción, un elemento clave

El nuevo iPhone X destaca por ser realmente novedoso en cuanto a diseño se refiere. Esta arriesgada novedad y sobre todo la implementación de un panel con tecnología distinta a la que hasta ahora veíamos en los iPhone, son dos de los motivos claros de dicha demora.

Según hemos podido conocer gracias a una entrevista publicada en AppleInsider, la empresa de la manzana está logrando a día de hoy una producción estimada de 500 mil unidades diarias a nivel mundial.

Este nivel de producción supone un claro incremento de lo que encontrábamos hace un mes, donde la producción no pasaba de las 150 mil unidades en alguno de sus mejores días. La producción media se situaba hasta ahora entorno a las 75 mil unidades diarias.

Gracias al incremento de la producción, principalmente sostenido por la llegada de nuevos paneles, Apple ofrece ya entregas que se rebajan hasta la semana de plazo. Además, la disponibilidad del dispositivo se ha incrementado tanto en términos de capacidad como de diseño.

Muy pocas unidades desde el inicio

Tal y como ha comunicado Ming-Chi Kuo en la entrevista, Apple apenas disponía de 3 millones de dispositivos a nivel mundial el día de su lanzamiento. Se trata de una cantidad muy inferior a la que debería haber tenido para un lanzamiento de esta magnitud.

Afortunadamente para aquellos usuarios interesados en hacerse con un iPhone X, los tiempos de espera se han reducido, la producción ha alcanzado buenos niveles y la distribución de dispositivos va viento en popa. Probablemente Apple logre reducir aun más sus tiempos de entrega durante las próximas semanas.

A pesar de ello siempre resulta curioso ver como incluso empresas de gran calibre como Apple siguen teniendo problemas de subministro. Afortunadamente, los problemas han quedado atrás y los iPhone X ya empiezan a llegar con normalidad a aquellos que están dispuestos a comprarlo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.