El 20 por ciento de Uber pasa a estar en manos de SoftBank

0

A nadie le sorprenderá que digamos que 2017 ha sido un año bastante negativo para Uber. El último episodio del serial de contratiempos vivido por la compañía ha sido el fallo de Europa contra Uber que le obliga a operar como servicio de transporte. Pues bien, todos estos acontecimientos tienen consecuencias.

La valoración actual de Uber ha bajado desde los aproximadamente 70.000 millones de dólares hasta 48.000 millones de dólares actualmente. Una situación que no deja muchas oportunidades a la firma y que ahora se materializa en la entrada en forma de inversor de SoftBank.

Uber le hace sitio a SoftBank

Tal y como desgranan en SlashGear, SoftBank se ha hecho con el 20% de Uber, un movimiento cuya primera consecuencia va a ser la pérdida de autoridad de Travis Kalanick, actual CEO de Uber. La inversión de SoftBank incluye nuevos términos de gobierno, lo que aumenta la junta directiva de 11 asientos a 17, dos de los cuales van al nuevo inversor, reduciendo significativamente el poder de Kalanick.

SoftBank comprará 1.000 millones de dólares de acciones a Uber bajo la valoración previa de 70.000 millones de dólares. Pero también comprará acciones a los primeros inversionistas de la compañía en base a la valoración actual de 48.000 millones de dólares.

A la nueva inversora de Uber ya la conocemos por formar parte también de GrabCar, el rival de Uber en el sudeste asiático, por lo que quedan claros sus intereses hacia negocios del sector automovilístico. Uber, quien desde el primer momento se presentó como un gigante del sector, ha estado últimamente perdiendo terreno en el extranjero, tanto por sus rivales extranjeros como por la regulación.

¿Y ahora qué?

Será interesante ver cómo afecta todo este movimiento a Uber a largo plazo. El negocio de la compañía no peligra, mucho menos tras la adquisición de 24.000 vehículos Volvo XC90 para su flota autónoma, pero es previsible que en los próximos meses veamos modificaciones, quizás no tanto a nivel usuario, pero sí a nivel administrativo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.