Inicio Análisis ¿Llegarán algún día las baterías de grafeno?

¿Llegarán algún día las baterías de grafeno?

0
Compartir

Llevamos mucho tiempo oyendo hablar a cerca de las baterías de grafeno. Desde hace más de 5 años la promesa de poder ofrecer capacidades que multipliquen por 10 las actuales ha sido algo que nos ha llamado mucho la atención. ¿Llegaremos a verlas algún día?

Desde que se publicó el primer estudio de las baterías de grafeno hace ya más de 5 años, las noticias han ido llegando con cuenta gotas. Desafortunadamente, la mayoría de ellas no eran más que promesas o posibles usos finales. Al final, el resultado práctico nunca veía la luz.

Y es que el grafeno es un material muy peculiar que se caracteriza por ser realmente complejo de sintetizar y manipular. Junto a todo ello, la dificultad que supone el estudio de un material hasta ahora desconocido para este campo hace que los resultados sean complejos de ver.

Samsung, un nuevo descubrimiento

Aunque a día de hoy las aplicaciones directas que pueda tener el grafeno son más bien escasas, los fabricantes conocen su verdadero potencial y trabajan en funciones alternativas para darles salida. Una de las empresas que más dinero destina a ello es Samsung.

Gracias al estudio que están realizando a finales de este año, Samsung parece haber logrado sintetizar pequeñas esferas de grafeno. Con ellas se permite crear una red de dicho material y substituir, en su totalidad, a las actuales baterías de litio.

De este modo estamos ante un estudio realmente importante. Con esta nueva estructura, hablaríamos de un incremento del 45% en su capacidad (manteniendo el mismo espacio) y de una rapidez de carga hasta 5 veces mayor a la actual carga rápida de Qualcomm.

Menos es nada, por ahora

Aunque los posibles resultados de este estudio estén lejos de las promesas que inicialmente rodeaban al grafeno, son muy buenas noticias. Con los datos que anteriormente os hemos facilitado y teniendo en cuenta una menor degradación, el grafeno permitiría una vida útil y funcional mayor.

A pesar de ello, el gran reto sigue siendo su fabricación. Por el momento la sintetización de este material es bastante más caro que el que encontramos para las baterías de litio. A pesar de ello el punto de partida inicial siempre pasa por este tramo.

De este modo, haría falta una fuerte inversión con el objetivo de abaratar costes de producción y venta y así popularizar este tipo de tecnologías. Por el momento todo está en manos de Samsung, pues deberemos esperar a ver cómo concluye dicho estudio tan prometedor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here