DeepMind, la inteligencia artificial de Google consiguió dominar el ajedrez y otros juegos de mesas

0

DeepMind, la inteligencia artificial de Google, que ha conseguido que su versión más reciente aprenda por sí misma a dominar el ajedrez tradicional, y otros juegos de mesa sin ayuda humana. Ya está inteligencia artificial había sorprendido al ser capaz de recordar y utilizar lo aprendido en nuevas tareas.

Cientos de años de conocimiento del ajedrez se aprendieron y luego superados por el algoritmo de inteligencia artificial de Google DeepMind en tan sólo cuatro horas.

Un desempeño sobrehumano

El asombroso programa Alpha Zero dominó rápidamente el antiguo juego, aplicando ideas completamente nuevas, que ahora están siendo analizadas por grandes maestros.

El algoritmo es tan extraordinario porque aprende desde cero. Solo ha sido programado con las reglas del ajedrez y debe resolver cómo ganar simplemente jugando múltiples juegos contra sí mismo.

“Ahora sabemos quién es nuestro nuevo señor. Sin duda, revolucionará el juego, pero piensa en cómo podría aplicarse fuera del ajedrez. Este algoritmo podría ejecutar ciudades, continentes y universos”

El nuevo sistema AlpaGo Zero es capaz de entrenarse a sí mismo para desarrollar habilidades sobrehumanas en menos de un día con tan solo conocer las reglas. Es decir, sin juegos de ejemplo o referencias. En el ajedrez, cuatro horas fueron suficientes.

La verdadera capacidad de las maquinas

Pero la inteligencia artificial no es aún verdaderamente independiente, pues, ser la mejor en todos los juegos de mesa es tan solo parte de su entrenamiento.

DeepMind busca aplicar estas técnicas de aprendizaje a muchos otros ámbitos y este es un avance tremendo para una inteligencia artificial capaz de realizar cualquier tarea con tan solo las instrucciones mínimas.

El equipo de DeepMind finalmente quiere usar el algoritmo para resolver grandes problemas de salud. Creen que el programa podría encontrar curas para una enfermedad importante en cuestión de días o semanas, lo que los humanos tardarían cientos de años en encontrar.

Síguenos en Facebook y Twitter para conocer más noticias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.