Inicio Actualidad Ericsson prevé una humanización de la tecnología en 2018

Ericsson prevé una humanización de la tecnología en 2018

0
Compartir

Ericsson ha publicado este lunes en su página web un avance de las tendencias tecnológicas para el venidero año 2018. La compañía ha elaborado un decálogo de previsiones en su habitual informe anual, que alcanza con esta su séptima edición.

Este informe evalúa el impacto de la tecnología en el futuro más cercano. Para ello, utiliza las opiniones de cientos de encuestados, de manera que mezcla las propias perspectivas de la empresa con los expectativas de los usuarios.

Nuestros dispositivos nos conocerán

Los ‘diez mandamientos’ de Ericsson se pueden resumir en esta frase. El imparable avance de las tecnologías en el ámbito del consumidor nos hará llegar a un punto de conexión total entre nosotros mismos y nuestros dispositivos. En este sentido, la multinacional apunta por un control cada vez menos más ligado al smartphone. Así, nuestra propia voz será en un futuro quien nos permita directamente encender una lámpara o bajar las persianas.

1. Nuestro cuerpo será la propia interfaz. Teclados y ratones siguen siendo los periféricos más utilizados. Sin embargo, el 81% de los encuestados cree que el control por voz los terminará eliminando. Tal es la confianza en este sistema, que gran parte de los consultados confía en que los dispositivos no solo reconocerán nuestra voz, sino que irán perfeccionándose hasta el punto de detectar nuestra entonación o nuestras verdaderas intenciones prácticamente como lo haría una persona.

2. Audición aumentada. Los auriculares estarán cada vez más presentes. El 63% del público objetivo del estudio piensa que pronto los habrá capaces de traducir audio en tiempo real; y algo más de la mitad los utiliza o utilizaría para dormir por las noches y evitar molestias tales como ronquidos de la pareja. Destaca también en este punto la confianza en la tecnología wireless: el 81% de los entrevistados cree que se cargarán así en cinco años, sin tener que pausar la escucha.

3. Novatos para siempre. La tremenda velocidad de los cambios afecta para bien… y para mal. Tanto es así que un 30% de encuestados manifiesta tener problemas para estar ‘al día’. Y casi la mitad reconoce que, si bien la tecnología permite adquirir más habilidades y con más rapidez, también provoca que se olviden otras con la misma celeridad.

4. Las ‘nuevas’ redes sociales. La ‘perversión’ de las redes no pasa desapercibida para los usuarios. Así, más de la mitad considera que grandes medios de comunicación, grupos de influencia y famosos las utilizan con mensajes estandarizados, para generar opinión y enviar mensajes publicitarios.

5. Anuncios inteligentes. La publicidad, en sus nuevas formas, nos invade. ¿Quién no ha buscado un producto y ha empezado a verse bombardeado por propaganda del mismo navegando después en Facebook? Esto no pasa desapercibido. Lo refrenda que seis de cada diez encuestados usen aplicaciones como AdBlock para ponerle freno.

6. Comunicación misteriosa. La Inteligencia Artificial avanza de tal modo que asusta. Así, la mitad de los entrevistados dice no distinguir una conversación con una máquina de una con un humano. Y un 40% se asustaría de que su smartphone reaccionase ante sus emociones y actuase en base a ellas.

7. Sociedad más ociosa. Si hace unos años existía el temor de que las máquinas ocupasen puestos de trabajo, ahora la tendencia es bien diferente. No perdura tanto ese miedo, y sí surge en cambio la expectativa de que las máquinas generen los ingresos que aprovecharíamos las personas mediante una especie de ‘salario básico universal’, opinión compartida por un 49% de los entrevistados.

Por raro que parezca, esto es posible. Podemos plasmarlo en el caso de un taxista. En lugar de conducir su coche, sería el encargado de dirigir y coordinar una flota de vehículos autónomos. También se habla en este aspecto de las posibilidades de convertir nuestras aficiones en fuente de ingresos. Los youtubers o bloggers no paran de crecer, y se cuentan ya por miles quienes han convertido su ‘hobby’ en un trabajo más.

8. Fotos en 3D. Aunque la realidad virtual no está desarrollándose aún en la medida en que se esperaba, los participantes del estudio de Ericsson esperan un repunte. Tanto que tres de cada cuatro se ven, en menos de cinco años, caminando dentro de fotos. Y más de la mitad desearía disponer de gafas o lentillas con funciones de realidad virtual incorporadas.

9. Autopistas aéreas. Otro campo que no termina de alcanzar las cotas previstas, al menos en nuestro país, es el de los drones. Sin embargo, pese a su aparente poco auge, un 39% de encuestados ve necesaria la creación de autopistas aéreas que regulen su tráfico. Y un porcentaje casi idéntico, el 38%, asegura temer que un dron caiga sobre su cabeza en algún momento.

10. Baterías más poderosas. ¿Quién no sale atemorizado de casa muy de cuando en cuando ante el riesgo de quedarse sin batería? La duración de las mismas es uno de los caballos de batalla de los actuales dispositivos, sobre todo de los smartphone. Sin embargo, pese a que llevamos años sin experimentar grandes cambios positivos en este aspecto, el grupo entrevistado por Ericsson es optimista. Tanto que un 80% espera en menos de un lustro baterías mucho más duraderas, y un 56% sistemas de carga más rápidos.

Los resultados cuantitativos de este estudio se basan en una encuesta online a 5.141 usuarios avanzados de Internet, radicados en Johannesburgo, Londres, México D.F., Moscú, Nueva York, San Francisco, Sao Paulo, Shanghái, Sydney y Tokio. De edades comprendidas entre los 15 y los 69 años, responden a un perfil de usuario de nivel medio-alto de todo tipo de dispositivos tecnológicos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here