Inicio Actualidad El Samsung Galaxy X plegable podría llegar en 2018

El Samsung Galaxy X plegable podría llegar en 2018

0
Compartir

Samsung sigue trabajando la tecnología de las pantallas flexibles para romper el mercado con uno de los lanzamientos más esperados de la década. Aunque el desarrollo es costoso, complicado y por el momento muy desconocido, desde hace un tiempo ya tenemos un nombre: Samsung Galaxy X.

El futuro Galaxy X va a ser un terminal que, al menos en alguna de sus partes (probablemente la pantalla), implementará un cuerpo completamente flexible con el que podremos interactuar sin ningún problema. Dicho cuerpo, del que por el momento se desconoce si va a ser una parte o todo el teléfono, llegará de la mano de una tecnología propia que ya nos ha enseñado otras veces en congresos.

Aunque poco a poco se va conociendo más a cerca de este misterioso Galaxy X, son muy pocos los detalles que se saben con certeza a día de hoy. Con lo que hemos sabido, un pedacito más de este esperado dispositivo ha salido a la luz y sobre todo nuevos detalles a cerca de su posible presentación han sido filtrados.

El Galaxy X de cara a 2018

Aunque en estos casos siempre se suele ser más ambicioso de lo habitual, las últimas noticias conocidas de Business Korea apuntan a que el jefe de la división de la marca, DJ Koh,** aseguró en septiembre que la marca tenía como objetivo lanzar un teléfono inteligente plegable para el próximo año**.

Sin duda alguna el hecho de que Samsung valore la posibilidad de lanzar su dispositivo plegable de cara al próximo año implica directamente que el desarrollo de dicha tecnología se encuentra bastante avanzado, algo que hasta ahora se había desmentido. Con un desconocimiento total a cerca de las especificaciones del mismo, el Galaxy X llegaría con lo mejor del mercado, haciendo de este uno de los mejores dispositivos lanzados hasta la fecha.

La pantalla, su punto fuerte

Según han añadido en la fuente, la pantalla de este Galaxy X llegaría con una curvatura de 1.0 R, un valor que, para tener una referencia, permitiría a la pantalla doblarse hacia el interior como si de una hoja de papel se tratase. A pesar de ello, otras empresas como Huawei o Nokia aseguran contar con tecnología de pantalla que ofrecen curvaturas cercanas a los 2.5 R.

Por el momento todo lo que hemos podido ver de la manos de Samsung han sido prototipos poco funcionales como el que vemos en la imagen superior. En ellos, una pantalla que muestra un muy buen resultado va acompañada de una franja sólida negra que rompe con la estética del dispositivo. Debe ser ese punto la barrera a superar.

Aunque las informaciones que se van conociendo a cerca de la futura presentación del Galaxy X lo situan en 2018, debemos ser prudentes, pues anteriormente ya se había llegado a asegurar que se podría presentar en 2017 y resultó ser falso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here