Cruise y General Motors presentan un vehículo autónomo sin pedales ni volante

0

El coche autónomo del futuro no tendrá ni pedales ni volantes. Esa es, al menos, la visión de General Motors y Cruise, quienes desvelaron durante el CES de este año 2018 la cuarta evolución se su Chevy Bolt autónomo, conocido en el sector como Cruise Autonomous Vehicle.

Este nuevo vehículo no es un simple concepto futurista. Ambas compañías han iniciado todos los procesos para comenzar la venta y despliegue de una flota de vehículos en el año 2019.

Si obtienen la pertinente aprobación, GM y Cruise aseguran que están listos para iniciar la producción del Cruise Autonomous Vehicle y llevar unas 2.600 unidades antes de que finalice el año 2019.

General Motors presenta la cuarta generación de su vehículo autónomo Cruise

Como era de esperar, el vehículo utiliza unidades de potencia completamente eléctricas, tomando como base el popular Chevy Bolt de General Motors. También integra otra serie de sistemas inteligentes como cierre automático de puertas cuando el pasajero abandona o entra en el vehículo, sistemas de seguridad y protección más avanzada y una única pantalla en la consola central donde se controlan y supervisan todos los parámetros del vehículo.

General Motors está luchando por legalizar su nuevo modelo de vehículo. Lo primero, aparte de poder legalizar el hecho de que no haya nadie al volante porque, de hecho, no hay volante, pues esto ya es legal en algunas ciudades de Estados Unidos, es que se pueda colocar un airbag en el asiento que normalmente sería del conductor, pero sin incluir el volante.

Este vehículo ya está listo para entrar en producción

Además, 7 de los 50 estados que forman Estados Unidos ya han permitido al fabricante realizar estas modificaciones. En otros, aún ni siquiera es legal no tener conductor.

GM especifica que el mercado de los coches autónomos no se trata solamente de vender coches, sino que también es una oportunidad de negocio por el lado del entretenimiento, comercio electrónico y el sector de la información.

Algunos insisten en la permanencia de los mismos durante los primeros años de la era autónoma; otros creen que deben permanecer siempre para satisfacer el hobby de la conducción; y un tercer grupo, en el que se incluye Cruise, parece apostar por la eliminación radical de cualquier elemento de la vieja escuela.

No es un simple concepto futurista

Esta cuarta generación cuenta con 16 sensores, 21 radares y 5 LiDAR, que es la tecnología que le ayuda a ver objetos y obstáculos. Está desarrollado íntegramente por Cruise Automation, la filial que compró en marzo de 2016 por mil millones de dólares.

Para el año 2019 esperan tener 2600 unidades circulando por las calles estadounidenses. No se ha especificado, dónde y cuándo realizarán las primeras pruebas.

Síguenos en Facebook y Twitter para conocer más noticias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.