La historia de un robot que falló en su trabajo, tanto que tuvo que ser despedido

0

Actualmente, los robots son muy superiores a los seres humanos en todos los aspectos. Ya lo son en algunas tareas muy específicas, pero en este caso ha sido todo lo contrario.

A Fabio, un robot empleado en la tienda Margiotta Food & Wine de Edimburgo, lo han despedido. Llevaba trabajando una semana y al principio todo pareció estupendo. Fabio, que salió hasta en un documental de la BBC, les chocaba la mano a los clientes, les daba abrazos y les saludaba simpáticamente. La promesa de que la tecnología se adentrará en el mundo laboral, parecía increíble.

Fabio era el rey de la farándula

Sin embargo, a pesar de que Fabio era el rey de la farándula, las cosas se comenzaron a torcer cuando le tocó ponerse a trabajar. El Daily Mail señala que cuando la gente le preguntaba dónde estaban las cervezas, el autómata respondía vagamente que en la sección de alcohol.

Tampoco era muy bueno acompañando a los clientes porque se perdía por los pasillos. Para más burla, a veces no entendía las preguntas debido al ruido de fondo. Fabio, digamos, no era muy eficiente.

Pensaron que podía encajar en otro puesto

Pero la tienda creía en las segundas oportunidades. Había adquirido este Shopbot, un modelo de Pepper desarrollado por Heriot-Watt University, y confiaban que podía encajar en otro puesto. Así que le colocaron en un rincón para que ofreciera a los clientes probar porciones de carne.

Se entregó tanto a esta tarea que asustaba. Mientras que los empleados humanos repartieron más de un docena, a él solo le cogieron dos trozos. El encargo dijo al medio británico que la gente sigue prefiriendo a trabajadores de carne y hueso: el trato humano.

Finalmente, Fabio vuelve a su lugar de origen

Finalmente, el jefe decidió prescindir de sus servicios. Al comunicárselo, Fabio le preguntó: ¿estás enfadado? El periódico cuenta que fue un momento muy emotivo y que los compañeros de trabajo le habían cogido cariño. Fabio vuelve a la universidad de la que salió.

Los robots todavía no nos quitarán el trabajo. Se necesita perfeccionarlos bastante más. No obstante, una vez mejorados, estudios prevén que sustituirán a 800 millones de personas en el 2030 y el 14% no volverá a encontrar un empleo.

Síguenos en Facebook y Twitter para conocer más noticias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.