Intel aclara el problema del bug en sus procesadores

0

Tras el descubrimiento de un bug en los procesadores de Intel, que afectaba a todos los elementos lanzados en la última década, la empresa decidió manifestarse sobre el tema. Según Intel, los fallos de seguridad podrían encontrarse en diversos tipos de dispositivos con chips de diferentes marcas y sistemas operativos. Intel, sin embargo, no ha descartado la posibilidad de que dicha corrección dejase los ordenadores más lentos.

La vulnerabilidad afectaría el Kernel de los sistemas operativos Linux y Windows con procesadores Intel lanzados en los últimos 10 años. El fallo permitiría el acceso a informaciones sensibles almacenadas en un caché de discos. Además de eso, el paquete de corrección necesario podría causar una pérdida en el desempeño de los ordenadores de entre 5% a 30%.

Te puede interesar: Tu ordenador será más lento, pero será por tu bien

En una nota divulgada por Intel, deja claro que la información de que el problema estaba limitado a los procesadores de la marca es incorrecta. “Según análisis recientes, diversos tipos de dispositivos – con procesadores de diferentes marcas y sistemas operacionales – están susceptibles de esta fallo” – publicó. La compañía también afirmó que está trabajando con AMD y ARM para desarrollar una solución adecuada para la incidencia.

Además de la información facilitada, en el comunicado Intel tampoco descarta que la corrección podría causar una pérdida en el desempeño de los ordenadores. Sin embargo, el fabricante minimizó el impacto para el usuario: “Negando lo que se lee en algunas noticias, cualquier impacto en el desempeño depende de la carga de trabajo y, para el usuario medio, esto no será significativo y se reducirá con el tiempo.”

Lógicamente, las marcas entienden que esta situación es desagradable para el usuario, por lo tanto han estado trabajando en una solución para este problema. En el caso de Linux, han estado trabajando desde que el problema se hizo público, y surgieron algunas indicaciones de que Linux ya tendría una actualización lista para ser usada. Microsoft también ha lanzado hoy una nueva actualización de seguridad para las versiones de Windows compatibles. De momento, solamente el Windows 10 se ha actualizado automáticamente, siendo que el Windows 7 y el Windows 8.1 tendrán que esperar.

Apple, por otra parte, ha estado manteniéndose un poco alejada de dicha situación, pero según informaciones reveladas recientemente, el problema lleva tratándose desde hace ya un tiempo. La versión 10.13.2 del macOS habrá aplicado las actualizaciones de seguridad a este sistema.

Google, también ha tomado sus medidas, ya que los dispositivos con su actualización más reciente están completamente protegidos, esperándose que en los próximos días surjan correcciones en Chrome y en Chrome OS.

El fallo es real, por mucho que Intel quiera negarlo, pero afecta a más sistemas de lo que se pensaba porque no solamente son ordenadores los afectados, ya que servidores y smartphones también están siendo víctimas de esto, siendo necesario que su sistema operativo se actualice.

Fuente: Intel Newsroom

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.