Inicio Actualidad Crean el primer ordenador capaz de leer la mente

Crean el primer ordenador capaz de leer la mente

0
Compartir

Increíble avance el logrado en Japón. Científicos del Kamitani Lab, de la Universidad de Kyoto, han conseguido desarrollar un algoritmo capaz de interpretar las imágenes que registra el cerebro tras verlas previamente, y proyectar esto en una pantalla. Es decir, captar lo que la persona recuerda tras ver una imagen.

Se trata del paso más grande dado en este campo hasta la fecha. Y es que nunca antes se había logrado describir con tanta precisión una imagen de nuestro pensamiento. Además, se le ha añadido a ello una interpretación de esa fotografía mental nunca antes lograda.

Esta técnica de usar algoritmos para decodificar dibujos de nuestra mente no es nueva. Ya desde 2011 se vienen recreando clips de vídeos, fotos y hasta sueños combinando la actividad cerebral con datos previamente registrados. Pero se trata de métodos más limitados: construyen desde cero o sobre imágenes preprogramadas. Este nuevo trabajo del Kamitani Lab va más allá al permitir generar imágenes reconocibles sobre la marcha e incluso reproducir formas que no se ven sino que simplemente se imaginan.

De la mente a la pantalla

Si bien este estudio es un avance sin parangón, aún es pronto para ver plasmadas sus posibles utilidades. Sin embargo, sí es posible divagar sobre cuáles podrían ser estas. Por ejemplo, dibujar un plano de un edificio sin mover una mano o enviar a un ser querido una foto de un amanecer que nunca ha sido captado por una cámara. Pero pueden pasar décadas hasta que tecnologías de este tipo estén realmente disponibles.

Pese a ello, el paso dado es de una relevancia extraordinaria. “Me impresionó que funcione tan bien”, comentó al respecto de la noticia Zhongming Liu, informático de la Universidad de Purdue (Indiana) y colaborador en el desarrollo de un algoritmo capaz de reproducir lo que los espectadores imaginan y sienten al ver una película.

Tres personas participaron en el estudio, viendo más de mil imágenes. El objetivo posterior era acercarse a la imagen que proyectaban en sus cerebros. Y el instrumento, una resonancia magnética funcional que mide el flujo de sangre al cerebro.

Tras ello, y en lugar de optar por enseñas a las personas objeto del estudio pintura tras pintura hasta llegar a las más correctas, los investigadores diseñaron una especie de sustituto del cerebro. Mediante una red neuronal profunda (DNN), “decodificaban” las respuestas del cerebro para crear representaciones gráficas en base a las mismas.

Te recomendamos: ¿Es posible conectar tu cerebro a Internet?

El acierto en esta fase fue altísimo, con lo que se demostró una gran fiabilidad en cuanto al reconocimiento de formas. Luego, a través de ensayo y error, se les iba dando color. Por último, un programa refinaba la imagen hasta que los sujetos del estudio terminaban por reconocerla.

Aún con mucho margen por delante, esta noticia es un paso vital de cara al futuro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here