Samsung patenta un identificador de usuario por flujo sanguíneo

0

Con un mercado cada vez más interesado en el reconocimiento de usuario para desbloquear nuestro dispositivo y realizar multitud de tareas, grandes fabricantes trabajan sin descanso en encontrar alternativas. Apple, con su Face ID y Samsung con su escaner de iris han marcado un antes y un después en un mercado cada vez más exigente.

Samsung logo

Aunque a día de hoy la mayor parte de fabricantes ven al sensor de huellas como alternativa principal para los procesos de autentificación de usuario, ya sea para desbloquear el terminal o para realizar pagos a través de él, nuevas alternativas siguen llegando. La última novedad la encontramos en una patente de Samsung para reconocernos a través de nuestro flujo sanguíneo.

Autentificación a tiempo real por flujo sanguíneo

El título refleja el nombre por el que Samsung ha realizado la solicitud de patente. Presentada en Estados Unidos y actualmente en proceso de tramitación, el objetivo principal de esta patente, tal y como ya lo refleja en las imágenes, es reconocer el usuario mediante un pequeño dispositivo de muñeca que “lea” nuestra sangre.

Las alternativas son diversas. Primeramente encontramos la opción de que este reconocimiento se efectúe a través de los ya conocidos “wareables” y sus sensores de ritmo cardíaco, capaces de leer a la perfección nuestros patrones de riego sanguíneo, distintos para cada usuario.

La otra alternativa pasa por leer, ya sea a través del sensor o a través del flash y de la cámara, el comportamiento de nuestro riego sanguíneo con el principal objetivo de buscar patrones que sirvan para identificarnos a nosotros como usuarios.

Mucho trabajo por delante

La idea por el momento solo se presenta sobre papel, es decir, no encontramos ningún prototipo por parte de Samsung que demuestre su funcionamiento y sobre todo su veracidad. Pero llegados a este punto se nos plantean varias cuestiones, ya sea a nivel de seguridad como a nivel de experiencia de usuario.

Por ahora no parece para nada sencillo el hecho de que un dispositivo sea capaz de reconocer nuestro patrón de riego sanguíneo simplemente con un sensor de ritmo cardíaco. Además, la fiabilidad del sistema, ya puesta en entredicho con herramientas funcionales como el Face ID, hace que sea un punto clave a la hora de realizar según que operaciones.

Por el momento Samsung se ha lanzado a la piscina publicando una patente realmente ambiciosa. Se abre ahora un largo período de desarrollo en el que sus ingenieros deberán trabajar duro para ofrecer un prototipo completamente funcional que les ayude a demostrar que se trata de un sistema completamente válido, con un funcionamiento estable y sobre todo seguro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.