Samsung Pay arrasa en España con menos de 1 año de vida

0

Si alguien tenía dudas a cerca de los pagos móviles en España, va siendo hora de empezar a disiparlas. Samsung Pay, uno de los métodos de pagos más extendidos tanto aquí como en el resto del mundo, está sentando las bases para un futuro cada vez más prometedor. Así lo avalan sus números y la cantidad de dinero movido en transacciones los últimos meses.

Aunque en sus inicios parecía que el arranque de los pagos móviles no terminaba de hacerse efectivo, los datos recolectados dan la vuelta a una intuida tendencia que parece crecer exponencialmente. Con su llegada de forma oficial el pasado 2 de junio de 2017, a Samsung apenas le ha hecho falta un poco más de medio año para lograr más de 100 millones de euros en transacciones.

100 millones de euros movidos y creciendo

Teniendo en cuenta que la mayor parte de estas transacciones se han hecho bajo un valor relativamente bajo de dinero, 100 millones de euros es una cifra realmente increíble en lo que llevamos de tiempo.

El servicio de la compañía coreana se caracteriza por el uso tanto de NFC como de su tecnología de corto alcance para banda magnética, aunque curiosamente esta modalidad no está disponible en España, lo que sorprende aún más.

La gran cantidad de promociones lanzadas por parte de Samsung para animar a sus usuarios a usar los pagos móviles a través de su plataforma ha hecho que el crecimiento haya sido aún más marcado. De hecho, un estudio realizado por la propia compañía apunta a que el 70% de usuarios de Samsung volvería a comprar otro terminal de la marca por el simple hecho de seguir usando Samsung Pay.

De este estudio se desprende de forma directa que la costumbre de pagos a través de Samsung Pay es una herramienta de fidelización muy importante para la empresa. Una vez se ha cogido la costumbre de pagar con este método, que ya de por sí es muy rápido y sencillo, cuesta mucho volver a pagos tradicionales si realmente mantenemos esta opción.

Tal y como hemos comentado anteriormente, los pagos móviles en España empezaron titubeantes y sin mucho soporte, tanto por parte de los bancos y fabricantes como sobre todo por los locales comerciales. Parece que poco a poco la tendencia está virando y cada vez son más los establecimientos, bancos y fabricantes que apuestas por esta nueva forma de pago.

Este año 2018 va a ser un año clave para estas nuevas tecnologías. Por una parte encontraremos una fuerte competencia entre los fabricantes como Samsung y su Samsung Pay o otras empresas como Google y Apple. Serán los usuarios, como último eslabón, los que decidan con qué sistema operar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.