Agro 4.0 y los nichos de empleo agrarios

0

A pesar de que la agricultura, es uno de los sectores más renuentes y conservadores a la hora de aplicar nuevas tecnologías, el salto tecnológico, es ya, casi una obligación.

Los propietarios agrícolas han aprendido, con la práctica, que sus explotaciones son mucho más rentables, y tienen menos gastos fijos, si se utiliza la tecnología agraria.

Te puede interesar: Agricultura a golpe de chip Dicha tecnología, aunque no se haya aplicado masivamente, lleva muchas décadas de desarrollo, por lo que se puede calificar, sin ambages, en este 2018 que ahora comienza, como 4.0.

Visual, el software de gestión agraria por excelencia

Se trata de un software de gestión agraria que tiene un gran éxito, tanto en el campo español como en el sector agrario de los países que nos rodean.

Sus ventas se cifran en millones de euros en países como Marruecos, Portugal o Francia, lo cual habla muy bien de su utilidad a la hora de gestionar una explotación agrícola o agropecuaria.

Quizás la clave del éxito de esta aplicación informática se encuentra, en el hecho de que mejora la productividad de cada hectárea de cultivo, sobre todo porque hace un uso muy eficiente de los recursos, ahorrando costes. Visual utiliza un sistema de mapas interactivos, que son gestionados por medio del uso de la inteligencia artificial, y se puede utilizar para gestionar todo tipo de cultivos.

Visual, se podrá, dentro de poco tiempo, complementar con Tarzán, un robot que puede desplazarse por las plantas de un campo, inspeccionando el plantío, planta a planta.

Los beneficios los encontramos desde en campos de albaricoque a los de cebolla, pasando por explotaciones agrarias en donde se cultiva remolacha o sandía.

Tecnova, tecnología agraria de Andalucía a Corea del Sur

El sur de España, y en concreto Andalucía, lleva siendo una potencia agraria ya desde la época de los romanos. Esos cientos de años de conocimiento agrario, sirven ahora para exportar la sabiduría agraria, del sur de España hasta Corea del Sur.

El Centro Tecnológico Tecnova acaba de firmar un acuerdo con el Software Convergence Cluster Korea Electronics Technology Institute (KETI), de Corea del Sur para la colaboración en desarrollo de tecnologías agrarias.

Con el «pláceme» de la Junta de Andalucía

El acuerdo cuenta con la concurrencia de la Junta de Andalucía, que participará en el acuerdo, con la vista puesta en las ventajas que puede lograr el campo andaluz, con el acuerdo con un instituto tecnológico de Corea de Sur, una de las Mecas de la alta tecnología.

Además, el acuerdo va a permitir la formación de consorcios hispano – coreanos, a los cuales se podrán sumar empresas agropecuarias que operan en Andalucía.

Una de las tecnologías agrarias, tras la que va Tecnova, y en la cual son expertos en KETI, es la de evapotranspiración, una tecnología a la cual el campo andaluz, por sus características climáticas y orográficas, le puede sacar mucho rendimiento.

Agricultores con algo más de las cuatro reglas

Como en cualquier otro sector, y el agrario no es una excepción, los trabajadores tienen que aportar valor, ya que el sector ya no es el de hace un siglo.

Si bien es cierto, que durante muchas décadas, los agricultores podían vivir de campo, utilizando técnicas ancestrales heredadas de padres a hijos, un sector globalizado, como es el de la agricultura, requiere ya de amplios conocimientos técnicos.

Hoy por hoy, son necesarios amplios conocimientos técnicos, para que una explotación agrícola llegue a ser rentable, o al menos, no resulte ruinosa. Por ello, la capacitación técnica es fundamental, no solo de los agricultores, sino de personal técnico debidamente cualificado que desempeña sus jornadas laborales en el campo, mano a mano con agricultores y peones.

De hecho, sería posible, en un futuro cercano, que los agricultores desapareciesen completamente de las explotaciones agrarias, como empieza a suceder en Japón, en granjas completamente robotizadas, creadas por la multinacional Spread.

Ingeniero e Ingeniero Técnico Agrario, una profesión con mucho futuro

Abundando en el apartado anterior, en todas las regiones agrícolas de España, la demanda de ingenieros e ingenieros técnicos agrarios es pujante, y todo ello debido a la alta tecnificación que ya tiene el campo.

Entre las cuestiones que solo puede manejar un técnico, se encuentran aspectos como la selección de semillas, control biológico de plagas, estructuras de refrigeración, regadío o gestión de residuos.

Solo en la provincia de Málaga, con un campo copado por los invernaderos, son 2.500 los ingenieros e ingenieros técnicos agrarios que salen a trabajar todas las mañanas, «codo con codo» con los productores.

Almería, la provincia con más colegiaturas

La provincia de Almería, es con mucho, la que mayor número de colegiados tiene en el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas, con 1.400 profesionales dados de alta.

De hecho, son muchos los ingenieros e ingenieros técnicos agrícolas, que se desplazan desde otras regiones españolas, para trabajar en el agro, de esa provincia andaluza.

Esa emigración de titulados en ingeniería e ingeniería técnica agrícola es producto, no solo de encontrar trabajo en buenas condiciones, sino también porque durante su trabajo, van a aprender sobre el oficio mucho más que si trabajasen en otro lugar de España.

Los fondos de inversión se fijan en el campo español

A pesar de que los fondos de inversión, por lo general buscan sectores de alta rentabilidad, pensándolo fríamente, no hay nada tan necesario y tan básico como comer al menos tres veces al día.

El sector alimentario, y dentro de el agropecuario, es un éxito cantado – nadie puede vivir sin comer –, por lo que algunos fondos de inversión se han fijado nuevamente en el campo a la hora de invertir.

Uno de esos fondos, es Panda Agriculture & Water Fund, un fondo de inversión dirigido por Mark Garrisasait, que invierte en toda la cadena del sector alimenticio, como una manera de controlar todo el proceso. Panda Agriculture & Water Fund, tiene inversiones desde en productores de carne o cereales, hasta productores de semillas, e inclusive en la gestión del agua, algo de todo punto fundamental para las labores agrícolas.

Alimentar a la población mundial, será un problema en poco tiempo

Y de ahí lo rentable que puede ser en invertir en toda la cadena de producción de alimentos, como lo hace Panda Agriculture & Water Fund, que ha visto el negocio en el campo, un sector que hasta hace poco era desdeñado por los inversores.

En pocas décadas, nos vamos a ver en un escenario en el cual, poder alimentar a toda la población mundial, incluida la de los países desarrollados, va a ser un auténtico «quebradero de cabeza» para los gobiernos.

Ya en el año 2015, el prestigioso semanario The Economist, apuntaba que en las próximas cuatro décadas, alimentar a los varios miles de millones que abarrotan el planeta, iba a ser más difícil que los dos mil años anteriores. El escenario es dantesco: crecimiento urbano que ocupa terrenos cultivables, una menor productividad agrícola, miles de hectáreas de cultivo dedicadas a los biocombustibles, y así un largo etcétera.

La consecuencia es palmaria: cada año que pasa la población mundial aumenta, mientras que disminuye el número de hectáreas cultivables, y al mismo tiempo no se logra un aumento significativo en las cosechas.

Quizás la solución pudiera ser enviar parte de la población a Marte, después de que la NASA haya probado que sería posible cultivar patatas en el suelo de dicho planeta. Otra solución, menos peregrina, pudiera venir de proyectos de agricultura urbana, como nos presentan en este artículo, nuestros compañeros de Xombit.

¿Eres ingeniero o ingeniero técnico agrícola? ¿Propietario de tierras de cultivo que quiere aumentar su rendimiento? Aprende en Voltaico y el resto de los blogs de Difoosion, sobre agro y su tecnificación, en los cientos de artículos que allí encontrarás.

Fuente: Diario de Sevilla / La Voz de Almería / Actualidad en la Voz de Almería / El Confidencial

Imagen: Martin Pettitt / SLT-A55V / Charlottesville Tomorrow / Dominic Alves / Antonio Zugaldia / Enrique Freire / Josemai / Pexels / United Soybean Board / Northern Irelando Executive / Panda Agriculture & Water Fund / Feed My Starving Children (FMSC) / LWYang / Lauricdd

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.