Coches eléctricos, ¿podemos hacer las baterías más eficientes?

0

Aunque todo el mundo sabe que las baterías de ion de litio tienen los años contados en el mundo de la tecnología, lo cierto es que las novedades que venimos descubriendo logran que esa fecha de caducidad cada vez se retrase más. El terreno de los coches eléctricos era uno de los sectores donde más débiles se mostraban estas baterías, pero una nueva aportación puede voltear la situación.

Mientras esperamos la llegada al mercado de la batería capaz de cargar coches eléctricos en solo cinco minutos, hemos descubierto un avance logrado por investigadores de la Universidad de Warwick. Estos investigadores han desarrollado un nuevo tipo de sensor que mide las temperaturas internas de la batería, lo que les ha llevado a descubrir que podríamos recargarlas hasta cinco veces más rápido si evitamos su sobrecalentamiento.

Controlar el calor de las baterías

Hasta ahora la carga de las baterías estaba limitada para no sobrecalentarlas (algo que suele hacerlas explotar). Esos límites se basan en temperaturas internas difíciles de medir, sin embargo, aquí es donde entra en juego el hallazgo al que nos referimos. Se trata de un sensor de fibra óptica, protegido por una capa química que puede ser insertado directamente en una célula de iones de litio para proporcionar mediciones térmicas de alta precisión.

La propuesta de los investigadores citados nos lleva a pensar que se podría recargar mucho más rápidamente la batería de los coches eléctricos mediante la medición y control de su temperatura. Un hallazgo que mejoraría la esperanza de vida de este tipo de baterías en el mercado, tal y como comentan en Engadget.

Te puede interesar: Audi y Porsche compartirán recursos para sus coches eléctricos

El equipo de investigación ha probado el sensor en células de iones de litio 18650 estándar, utilizadas en los modelos S y X de Tesla, entre otros coches eléctricos. Descubrieron que pueden ser recargadas hasta cinco veces más rápido de lo que se pensaba, sin provocar daños.

Una puerta a un campo aún por dominar

Aún queda trabajo por hacer. Y es que si la investigación ha logrado demostrar que las células de iones de litio pueden soportar temperaturas más altas, no es menos cierto que los coches eléctricos y los sistemas de carga tendrían que tener perfiles/límites ajustados con precisión para prevenir problemas. Teniendo en cuenta la ventaja que conlleva, imaginamos que todos pondrán de su parte para solucionar estos inconvenientes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.