Inicio Opinión ¿Cómo serán nuestros teléfonos en unos años?

¿Cómo serán nuestros teléfonos en unos años?

0
Compartir

La tecnología avanza cada día que pasa con ella los productos que los productos que lanzan los fabricantes. Aunque poco a poco vemos como cuesta más introducir novedades en los teléfonos de hoy en día, el mercado y los recientes descubrimientos y avances que han realizado algunas empresas son realmente prometedores.

Aunque nadie puede determinar a ciencia cierta qué ocurrirá en unos años, la situación hoy en día ya nos permite intuir hacia dónde veremos la próxima evolución o revolución de estos pequeños dispositivos. Grandes empresas como Samsung, Google o Apple ya trabajan en terminales realmente novedosos, con funciones que no hemos visto hasta la fecha y con una estética realmente impresionante.

La estética como principal factor

Aunque hay muchos frentes abiertos, uno de los que más está tocando de lleno y que supondrá un avance en los próximos años es la estética. Constantemente vemos nuevos lanzamientos en los que los fabricantes, más allá de añadir nuevas funciones y especificaciones mejoradas que cada vez cuesta más de percibir, se esfuerzan en mostraros diseños más agresivos, arriesgados y que en general, lucen mucho mejor.

La “obsesión” por ofrecernos un teléfono sin marcos ha llevado a algunas empresas como Samsung o Apple a lanzar dispositivos realmente rompedores que han enamorado a los usuarios. Quizás el precio, demasiado alto para algunos, ha hecho que en lo que a ventas se refiere no hayan tenido el mismo impacto.

Software e inteligencia artificial

Otro de los campos que promete mucho de cara a un futuro, más allá de las especificaciones a nivel hardware, es el software de nuestro dispositivo. Con asistentes personales cada vez más completos y funcionalidades que facilitan en gran medida nuestro día a día, la forma con la que interactuamos con nuestro teléfono podría cambiar.

Si miramos un poco más allá, la llegada del 5G podría hacer que, en un mundo ultra-conectado, nos pudiésemos relacionar de una forma más flexible y sobre todo más completa con todo aquello que nos rodea. De este modo y sin que sea una excepción, podríamos controlar muchos de los aspectos de nuestros hogares, nuestro coche o simplemente nuestra comodidad.

Otros frentes con incógnitas

Aunque el tema es realmente amplio, aún podemos concretar, aunque de manera más difusa, otros campos en los que grandes empresas están poniendo mucho esfuerzo recientemente. Este campo no es nada más y nada menos que el de los smartphones flexibles. Con un anticipo, aunque algo dervirtualizado en referencia a lo que comentamos, llegó el ZTE Axon M y podría llegar, si todo va en orden, el Galaxy X.

A pesar de ello, los teléfonos plegables son dispositivos que, tanto por el reto tecnológico que suponen como por el prematuro estado de desarrollo en el que se encuentran, aún tardarán en llegar. Si lo hacen será más en forma de prototipo, poco funcional por el momento, para demostrar que efectivamente es la tecnología del futuro pero a un largo plazo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here