El Google Pixel 2 XL carga a diferentes velocidades según su temperatura

0

Aunque actualmente lo que ocupa las portadas son los futuros lanzamientos que veremos en el Mobile World Congress de Barcelona, terminales que ya llevan un tiempo en el mercado siguen siendo noticia por determinados factores. Uno de ellos es el Google Pixel 2 XL, que después de recibir una muy buena crítica por gran parte de los consumidores, presenta ahora un curioso problema de carga en la batería.

Tal y como muchos de vosotros ya sabréis, las baterías son uno de los componentes cruciales y a la vez más críticos de un smartphone. Su funcionamiento depende de determinados factores, pues al ser reacciones químicas hay que controlar bien su estado y erosión y sobre todo el desgaste que sufren con el tiempo y las horas de uso.

Carga no tan rápida

Aunque el Google Pixel 2 XL cuenta con la conocida carga rápida, no es de los terminales del mercado que más rápido llena su batería. Lo que resulta más curioso es que después de un experimento que han realizado varios desarrolladores de XDA Developers, el rendimiento de dicha carga y la velocidad de la misma varía significativamente con la temperatura a la que se ve sometido el terminal.

Es bien sabido que la carga rápida puede incrementar ligeramente la temperatura de nuestro teléfono y que en condiciones de extremo calor el rendimiento se ve reducido por temas de seguridad. Lo que hasta ahora era completamente desconocido es que el Google Pixel 2 XL se carga más lento a menor temperatura.

En el experimento realizado la diferencia en términos absolutos es notable. En temperaturas normales el terminal cargaba a 16W, mientras que en temperaturas frías la carga se reducía hasta los 3,8 W, una notable diferencia que impactaba de lleno en la velocidad de la misma.

Lo más curioso de todo llega a la hora de ver cómo nos está mostrando la información el dispositivo. Independientemente del tipo de carga que se está realizando (teniendo en cuenta la temperatura), el Google Pixel 2 XL mostraba el mensaje de “cargando rápidamente”, algo que a ciencia cierta parece no ser cierto si nos atendemos a los resultados del análisis.

Aunque el impacto final tampoco era elevado, los chicos de Google aseguran que se encuentran trabajando en un sistema más optimo a la hora de mostrar la información, pero que el hecho de que se cargue más rápido o lento es cuestión de seguridad en la carga, de modo que es algo que no se puede cambiar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.