Un reloj que podrá funcionar sin mantenimiento durante diez milenios

0

En el interior de una remota montaña en el oeste de Texas, en Estados Unidos, está viendo la luz un inusual proyecto: la construcción de un reloj de unos 60 metros de altura que podrá funcionar sin mantenimiento durante diez milenios.

Ideado en 1986 por el ingeniero e inventor Danny Hillis, el conocido como reloj de los 10.000 años no será diferente tan solo por su duración y tamaño: el mecanismo contará milenios en vez de horas, siglos en vez de minutos y años en vez de segundos.

Financiado por Amazon

La construcción del reloj, financiada en buena parte por el fundador del gigante del comercio en línea Amazon, Jeff Bezos, quien realizó una donación de 42 millones de dólares, durará varios años y está siendo impulsada por la Fundación Long Now.

Según los responsables del proyecto, el diseño final del reloj está prácticamente listo y ya se están fabricando en California y Seattle las partes que lo compondrán.

Un reloj que funcionaría durante 10 milenios

Ya comenzó en una montaña de la texana Sierra Diablo la perforación de los diferentes túneles del complejo que albergará la maquinaria del reloj, que será instalada en una cámara de unos 150 metros de altura por la que se podrá ascender gracias a una escalera en espiral esculpida en la roca.

Para mantener en funcionamiento el reloj se plantearon varias opciones que fueron descartadas por el camino, como utilizar energía nuclear.

Todavía deben tomar una decisión al respecto, aunque podrían decantarse por aprovechar los cambios de temperatura que se dan en el desierto entre el día y la noche.

No mostrará la hora presente

En cualquier caso, aunque la maquinaria siempre estará funcionando, para conservar energía el reloj no mostrará la hora presente, sino que serán los visitantes quienes, girando una manivela, marcarán la hora de ese momento. Así que el reloj mostrará la hora que dejó el último visitante que lo ajustó.

El conteo exacto de las horas, días, años solares y otras efemérides astronómicas se realizará a través de un sistema mecánico-binario.

El reloj tendrá tal precisión que tan solo se desviará un día cada 20.000 años y se autocorregirá automáticamente en base a la posición del sol, según explican sus creadores.

Debía construirse en un terreno remoto y sin valor económico

En el lugar donde se construirá el reloj también se excavarán cinco salas en las que se conmemorarán diferentes aniversarios de la máquina: al año, a los 10 años, a los 100 años, a los 1.000 años y a los 10.000 años.

Los creadores del reloj decidieron que este debía construirse en un terreno remoto y sin valor económico, para evitar el vandalismo y el desarrollo, por lo que se eligió la Sierra Diablo, en el desierto de Texas.

Síguenos en Facebook y Twitter para conocer más noticias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.