Google soluciona el espionaje secreto de las apps en la nueva versión de Android

0

Seamos sinceros, ¿quién no pulsa el botón de ‘aceptar’ al pedirnos autorización en la gestión de responsabilidad para tratar nuestros datos o dar permiso para obtener información del dispositivo? Es requisito indispensable para contar con los servicios de esa app que acabamos de descargar en cualquiera de los sistemas operativos, ya sea Android o Apple.

No somos conscientes, pero al aceptar la política de ciertas apps estamos concediendo permisos para que puedan tratar la información y acceder a componentes tan importantes como el almacenamiento o herramientas es entrada de información. El poder usar el micrófono o la cámara en segundo plano puede hacer replantearnos si nuestro terminal nos está espiando.

Compruébalo por ti mismo utilizando, por ejemplo, Google Assistant. Si en el pasado aceptaste sus condiciones de servicio, podría decirse que sí, que la firma de Mountain View podría estar espiándote. ¿Cómo podemos interpretarlo así? Muy sencillo. Solo tienes que desbloquear el móvil y decir las palabras mágicas ‘Ok Google’.

El asistente virtual te reconocerá, señal que nos indica que en todo momento podría estar utilizándose el micrófono para captar nuestras conversaciones. Android P, tal y como se puede leer en The Verge, dejará sin efecto este tipo de funciones.

En Android P primará la privacidad y la seguridad

El objetivo de este tipo de aplicaciones tales como los asistentes virtuales está diseñado para mejorar la calidad del servicio, pero otras apps podrían no tener tan buena voluntad. Por ello, el próximo sistema operativo de Google, Android P, no permitirá a los programas tener acceso a la cámara o al micrófono.

EL funcionamiento será muy sencillo, ya que habrá una especie de barrera virtual que impedirá a las aplicaciones poder obtener información a menos que estas estén operándose desde la pantalla, es decir, las que estén ejecutándose en primer plano.

De esta forma, la seguridad y la mejora de la privacidad, primará en el futuro, tal y como venía indicando Google desde hacía ya unos meses.

Un nuevo paso para reducir el robo masivo de datos

Google se ha vuelto la plataforma, junto con Apple, que más servicios ofrece en el entorno digital. No obstante, desde hace un tiempo, ha primado la mejora de la seguridad que ofrecen las aplicaciones móviles que son accesibles desde la plataforma Android. Por este motivo, la filial de Alphabet ha llevado a cabo intensas campañas relacionadas con la eliminación de programas.

Según se puede leer en Andro4all, en 2017 fueron eliminadas un total de 700.000 apps maliciosas por vulnerar las políticas de privacidad. Esto no hace más que enfatizar la posición que ha tomado la firma tecnológica a la hora de proveer un mejor servicios a los millones de usuarios que posee en todo el mundo.

Esta política se ha intensificado en los últimos meses a raíz de la proliferación de los sistemas de criptomonedas. No obstante, para evitar el minado de las criptodivisas, tal y como se puede leer en Urban Tecno, es importante contar con algunas extensiones para evitar que nuestro terminal funcione mucho más lento.

El principal problema seguirá siendo la fragmentación

La compañía de Mountain View ha centrado sus esfuerzos en los servicios móviles. No obstante, el principal problema todavía sigue estando relacionado con la fragmentación que supone un sistema operativo dividido en múltiples versiones.

Si atendemos a la situación actual, según se puede leer en Gizmodo, muestra datos preocupantes. Marshmallow y Nougat siguen concentrando la gran cantidad de dispositivos bajo el anagrama Android, mientras que Oreo va llegando muy lentamente a los dispositivos más modernos.

Esto nos hace entrever que Android P, durante sus primer año de vida, también contará con un número de usuarios muy reducido. Esta solución centrada en la seguridad, por tanto, solamente estará disponible para muy pocos usuarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.