Todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar por Internet

0

Cada vez compramos más por internet, es un hecho. Como podemos leer en Cope, aunque los españoles estamos por debajo de la media europea, que se sitúa en un 80%, la tendencia es creciente y no parece que vaya a frenarse, sino más bien todo lo contrario.

Comodidad, rapidez, ofertas, catálogo de productos, precio… son muchas las razones por las que nos lanzamos a la compra online. Normalmente suele salirnos bien pero tarde o temprano acabamos teniendo alguna mala experiencia que nos hace pensárnoslo dos veces.

A veces es inevitable y podría pasarnos en tiendas físicas, en otras, es nuestro exceso de confianza el que nos juega malas pasadas. ¿Quieres saber cómo evitarlo y comprar en internet con total tranquilidad?

Compra en sitios de confianza

Este es el primer consejo y probablemente el más importante. Hay páginas como Amazon, Zalando, eBay, Gearbest, Pixmania, etc., que llevan años en el sector del ecommerce.

Otros gigantes como El Corte Ingles, el grupo Inditex, Media Markt o Fnac ya eran gigantes de por sí antes de internet, pero sus plataformas online cuentan con la misma garantía que sus tiendas físicas.

En todo caso, se trata de empresas con volúmenes de ventas enormes y una política de atención al cliente cuidada que garantiza su satisfacción. No obstante, la mayoría de ellas cuentan con certificaciones de excelencia y de seguridad adicional que se traducen en que pase lo que pase, todo saldrá bien.

Asimismo, cuentan con un servicio de atención al cliente y presencia en redes sociales para resolver cualquier duda. No es que las webs más pequeñas o con menos popularidad no sean seguras, pero si tienes un problema, es mejor lidiar con empresas con cierta reputación.

Cuidado con las ofertas

No es un secreto que si buscas bien en internet, puedes encontrar auténticas gangas. Productos fuera de stock, rea condicionados, grandes plataformas que consiguen precios increíbles… Todo es cuestión de perder tiempo y revisar. Por cierto, para esta tarea Google Shopping puede servirte de ayuda.

Pero es fundamental que antes de comprar usemos el sentido común. Las páginas de confianza que hemos visto en el punto anterior pueden ofrecer descuentos temporales sencillamente irresistibles, aprovecha y compra en ese momento.

¿Producto nuevo a un precio de escándalo en una web desconocida? Desconfía

Sin embargo, a veces nos encontramos productos nuevos a precios inverosímiles en webs desconocidas. Mucho cuidado con eso, pueden ser páginas fraudulentas que o bien pueden enviarte una falsificación o quedarse con tu dinero y desaparecer.

Lee las opiniones de otros usuarios

Así que si te vas a aventurar a comprar en una web desconocida, antes investiga su reputación. O lo que es lo mismo, la experiencia de otros usuarios con esa página.

El feedback es vital. No solo para saber si un producto es bueno o no, sino también cómo es el envío, cuánto tiempo les cuesta devolver el dinero, cómo se hacen cargo de gestionar las reparaciones y la garantía…

En general, estas políticas deben venir detallas en la web, pero pocos son los que nos lanzamos a leerlas al completo. Por supuesto, la web debe cumplirlas a rajatabla, pero ya sabéis que a veces de la teoría a la práctica va un trecho. Por eso, mejor leer antes de dar el paso.

Obviamente, si encuentras muchas reseñas negativas, desconfía. A veces es mejor pagar un poco más y comprar con tranquilidad.

Ojo a la política de pago, envío y devolución

Lo hemos dicho antes: es obligación de los comercios online poner a la vista sus políticas de pago, envío, devolución, garantía, etc. Encuéntralas cuanto antes y échales un vistazo para evitar todo tipo de problemas.

No obstante, cuando creamos una cuenta aparece un contrato en el que decimos que sí a todo sin leer absolutamente nada. Insistimos en la importancia de leer, no porque nos vayan a estafar, sino porque quizás descubramos cosas que no nos gusten.

Sirva como ejemplo que los envíos tengan un coste que no nos resulte atractivo o que debamos pagar para que devolver un artículo. O también que haya una forma de envío sin número localizador y que la tienda no se haga responsable de pérdidas o deterioros.

Si no lees, lo barato puede salir muy caro

Asimismo, especial atención a cosas como la garantía o las aduanas cuando compramos fuera de Europa, de lo contrario lo barato podría salirnos muy caro.

Evita problemas: usa PayPal

Terminamos nuestro repaso con las formas de pago. Hay muchas, como pueden ser las transferencias bancarias, con tarjeta, contra reembolso, PayPal, etc. Aunque tu banco te pueda ofrecer productos específicos para el e-shopping y tengas resguardo de tus operaciones, si vas a comprar en internet a menudo, te recomendamos que te hagas una cuenta de PayPal.

Es fácil y gratis: solo necesitas un email y una cuenta bancaria o tarjeta. Una vez completado el proceso en el que se verifica tu identidad y la validez de tus datos, PayPal funcionará como intermediario.

Me explico: compras en cualquier web y seleccionas PayPal como forma de pago. En ese momento tu navegador te lleva a PayPal, donde metes tus credenciales y autorizas el pago. Así, la tienda online no tiene acceso a tus datos bancarios por que PayPal actúa como intermediario.

¿Que tienes cualquier problema? Si tras intentar hablar con la tienda online no obtienes solución, abre una disputa en PayPal antes de 100 días y PayPal te devolverá tu dinero. PayPal protege al comprador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.