Así son los drones que ayudan en la búsqueda de personas desaparecidas

0

Cualquiera de nosotros puede adquirir un dron en una tienda física o a través de la red. La competencia en este mercado está incrementándose de forma exponencial, por lo que se pueden ver modelos en todas las escalas de precio. Ahora bien, ¿solo sirven como meros artilugios de recreo? Lo cierto es que no.

Pese a que llevan entre nosotros desde hace algunos años, está siendo ahora cuando están llegando en masa al mercado. En las últimas navidades, fue el ‘juguete’ estrella entre los más jóvenes. No obstante, es necesario conocer qué otras implementaciones puede tener uno de los productos que serán pieza fundamental en la innovación de los próximos años.

En un futuro repartirán paquetería, serán usados por organismos como la DGT para el control de las carreteras (esto ya lo están realizando) y, aunque pueda parecer increíble, contribuirán en labores de rescate. ¿Quieres ver cómo funcionan estos aparatos no tripulados desde la cabina? Veámoslo.

El rescate de personas como función experimental

Imagina por un momento qué sucede en los momentos posteriores a una catástrofe natural. La situación es crítica, pero más aún cuando los supervivientes tratan de reencontrarse con sus allegados en un lugar que ha quedado devastado. ¿Cómo podría priorizarse la atención médica de los más necesitados?

La solución podría encontrarse en la utilización de los drones. Manejado desde la superficie, incluyendo el aparato una cámara de alta definición, se podría lograr el peinado de una zona determinada con mayor rapidez. Dicho lo cual, una vez visto quiénes son los que requieren una atención médica con mayor necesidad, se podría priorizar.

La variable tiempo sería la principal fortaleza que incluiría la utilización de este sistema de rescate ante una emergencia. De hecho, tal y como se puede leer en el portal Hispaviación, el debate sobre su uso no es nuevo.

Tal y como se defiende en el medio citado, este sistema no sería, por el momento, más que un medio de apoyo para optimizar una búsqueda de personas desaparecidas. Tanto es así que la principal línea de batida seguiría siendo la utilizada tradicionalmente, basada en los grupos de rescate a pie.

Es vital empezar por una clasificación de los mismos

Podríamos pensar que, ante una eventual búsqueda de personas desaparecidas, cualquier dron podría servir a la causa. No obstante, esto no es así, ya que no todos los modelos cuentan con las configuraciones más oportunas. Diferencias en torno a la autonomía y rango de alcance, velocidad de circulación o grabación de la cámara hace que se requiera una segmentación.

Viendo las anteriores imágenes podemos comprobar cómo el dron está especialmente diseñado para ofrecer una ayuda a unos bañistas que no podían llegar a la orilla por sus propios medios. ¿Qué hubiese ocurrido si no hubiesen contado con la contribución de esta tecnología? Tan solo unos minutos más y difícilmente lo hubiesen contado.

Este ejemplo sirve para poner en tela de juicio la idoneidad de cualquier aparato no tripulado para las labores de rescate. Siguiendo esta misma temática, pongamos como ejemplo qué consecuencias podría haber provocado a un grupo de escaladores sorprendidos por una avalancha.

De no quedar completamente sepultados bajo la nieve, es probable que pudiesen ser atisbados desde las alturas. Lanzar un dron especialmente pensado para cubrir un gran radio podría permitir obtener alguna pista sobre la ubicación exacta de las personas que se hubiesen visto implicadas.

¿Y si un escalador ha quedado atrapado en una zona de difícil acceso? Es importante destacar que solo una parte de los drones cuenta con radares y detectores alrededor para evitar colisiones cuando se encuentran en el aire. Esto permite que durante la exploración sobre un acantilado o una zona con picos destacados en materia de roca, no se produzca un accidente que comprometa su operatividad.

El factor humano seguirá siendo la pieza fundamental

La inclusión de esta tecnología, tal y como te hemos indicado más arriba, solo funcionará como medio de apoyo en los próximos años. No obstante, la posible adhesión de tecnología como la cámara térmica, puede contribuir a la detección de personas contando con más información de la que proporciona una de alta definición.

La conclusión que podemos extraer de la utilización de estos nuevos sistemas de vigilancia y rescate es la mejora de la calidad de un servicio en la que el tiempo se convierte en la principal variable a tener en cuenta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.