¿Es cierto que borrando las cookies se pueden comprar vuelos más baratos?

0

Aunque no tengas muy claro qué son las cookies, seguro que mientras estás en internet decenas de veces te has encontrado una ventana que te pide que las aceptes para poder seguir navegando por una web. Y lo haces sin leer y sin saber qué son. Sorprendentemente, las cookies podrían tener – o no – una sorprendente relación con el precio de tus vuelos de avión, reservas, billetes de tren… ¿Tiene algo de sentido o es un mero bulo?

Confiésalo: tú también aceptas las cookies de navegación sin saber qué son

Una explicación práctica sobre qué son las cookies

Antes de nada, queremos hacer un pequeño inciso sobre qué son las cookies y para qué sirven. Con la excusa de mejorar tu experiencia de usuario, las cookies – además de galletas – es un archivo de información que envía una web que posteriormente es almacenada en el navegador del usuario, de forma que se pueda consultar la actividad previa.

¿Las consecuencias? Por un lado los usuarios ahorramos tiempo cuando volvemos a visitar páginas porque conservan nuestras credenciales. Por otro, cuando pasas una hora visitando una web para comprar una tienda de campaña, la publicidad que aparecerá en las siguientes webs estará sospechosamente relacionada. Es decir, verás tiendas de campaña que te recordarán que quieres una y además que están en oferta. No es casualidad.

¿Afectan las cookies a los precios de los vuelos?

Y ahora, volvamos a los vuelos de avión. Cuando planificamos un viaje lo hacemos con tiempo para intentar cuadrarlo todo: horarios, vuelos, hoteles, etc., por ello es normal que miremos con detenimiento nuestras opciones y visitemos varias compañías aéreas. Por supuesto, estas páginas almacenan nuestros datos y la próxima vez que volvamos a entrar quizás descubramos que ese vuelo que nos atraía ahora es más caro. ¿Están jugando las aerolíneas con nuestros deseos para maximizar su beneficio? Sí y no. Hay dos factores fundamentales que debemos tener en cuenta.

Hemos de tener en cuenta que los precios de los vuelos fluctuan en el tiempo. En general, son más baratos si los compramos con antelación y si viajamos fuera de fechas señaladas. Pero también depende de la oferta y la demanda. Así, si un vuelo tiene menos compras de lo previsto, es lógico que el precio se actualice a la baja. Por el contrario, si un vuelo tiene mayor demanda, los precios subirán.

Pero obviamente, como cualquier otro servicio, no se puede descartar que las webs de las aerolíneas también tengan en cuenta las cookies para exprimir al máximo el factor psicológico de las compras. Y es que, ¿quién podría resistirse a comprar ya un vuelo a Londres si ayer costaba 29 euros y hoy cuesta 49? ¡Quién sabe lo que costará mañana!

¿Qué debo hacer para conseguir vuelos más baratos?

Al margen de medidas de sentido común como comprar vuelos con mucha antelación y evitar los puentes, debemos ser consciente de las cookies y actuar en medida, por ello y teniendo en cuenta que no cuesta demasiado, es recomendable que borres las cookies y evites que la aerolínea de turno te haga un órdago a la grande.

Otra opción interesante y más cómoda aún si cabe es la navegación de incógnito o privada, una alternativa disponible en Microsoft Edge, Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari u Opera en la que las cookies no se almacenan, por lo que podrás rastrear vuelos sin dejar huellas.

Asimismo, también existen alternativas como Skyscanner o Vuelos Baratos, plataformas externas que rastrean por ti en multitud de páginas de vuelos para ofrecerte las mejores alternativas con un solo click. Además, como no entras directamente en la web del proveedor del vuelo, la sesión es anónima.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.