Los drones podrán elegir a quién matar o no muy pronto

0

Cuando leemos o escuchamos el término ‘dron’, lo más probable es que lo identifiquemos con el ya clásico aparato volador con varias hélices con su acople para cámara característico. Es normal, al fin y al cabo es una tecnología revolucionaria que no para de crecer.

No obstante, en realidad, las innovaciones más llamativas están centradas alrededor del campo militar. La tecnología de defensa de los principales países del mundo está especialmente centrada en este tipo de unidades controladas por control remoto. ¿Por qué? Su efectividad puede superar, por supuesto, a la que ofrece el ser humano.

Su desarrollo se ha incrementado todavía más en los últimos años. De hecho, ya están realizándose las pruebas correspondientes en este sentido con el objetivo de incluir un nuevo arsenal a sus ya innovadores equipos. ¿Podrán tener una eficiencia milimétrica? ¿Qué avances se han producido en este sentido? Veámoslo.

La inteligencia artificial será la pieza fundamental

Este término venimos escuchándolo en los últimos años con una frecuencia jamás antes experimentada. ¿Por qué? Será una de las claves para entender la tecnología en el futuro. Es más, es posible que sea una des claves de la próximas revolución industrial.

El sector armamentístico es uno de los más innovadores del mundo, tal y como se puede apreciar en el portal The Conversation. De hecho, la última innovación estaría pensada en dar una mayor autonomía a los drones de combate, pudiendo dar libertad a estos a que abran fuego en base a unos algoritmos.

Sí, esta tecnología podría ser capaz de disparar a convoyes de vehículos enemigos, así como la detección de combatientes escondidos en edificaciones o refugios. De igual modo, dispondría de un sistema de piloto automático que le daría una mayor autonomía para sobrevolar la zona de combate.

Esto solamente sería posible gracias a la disposición de la inteligencia artificial, la rama de la innovación que más nos podría influir en el medio y largo plazo. Ahora bien, ¿serán las guerras del futuro entre robots? Tal y como podríamos imaginar, solamente los ejércitos más punteros podrán tener acceso a esta posibilidad.

La tecnología actual no conoce entre civiles y combatientes

La guerra que está teniendo lugar en Siria es el mejor ejemplo para demostrar cómo lo militar todavía no es capaz de segmentar y separar entre grupos armados y población civil. En la actualidad, los artefactos no conocen el objetivo exacto, por lo que las vidas humanas de personas inocentes se pierden cada día.

Esta nueva tecnología, especialmente llevada a cabo por el Ejército de los Estados Unidos, podría cambiar esta dinámica. De hecho, sería desde el aire donde se producirían los primeros ataques focalizados principalmente sobre bases enemigas.

De igual modo, la inclusión de esta detonación selectiva podría reducir los problemas psicológicos a los que se deben enfrentar los equipos que actualmente dejan caer bombas sobre ciudades asestadas de población.

Ahora bien, ¿cuándo podríamos ver estos primeros prototipos en sustitución de los bombarderos actuales? Todavía es difícil cuantificar una fecha para su instauración, pero se sabe a buen recaudo que ya se están realizando las primeras pruebas con fuego real.

Una tecnología que reducirá costes y mejorará la seguridad

Ya falta menos para que los cazas desaparezcan del mapa militar en sustitución de los drones equipados con la mejor de la tecnología de inteligencia artificial. No obstante, todavía queda un largo camino por delante, ya que una de las bases de esta innovación depende, principalmente, del autoaprendizaje.

Esta mejora continua de la tecnología permitirá al dron del futuro ser mucho más eficiente en las maniobras de pilotaje y disparo. Los próximos años, por ello, estarán especialmente centrados en la mejora de los sistemas de conducción automática y la inclusión de ensayos para reducir la probabilidad de fallo al mínimo.

De hecho, uno de los dilemas que también podría estar relacionado con este sector es el de la movilidad bajo sistemas de conducción autónoma. ¿Deberían los automóviles del futuro priorizar la supervivencia del conductor pese a la muerte de otros usuarios o debería siempre tenerse en cuenta las probabilidades de un menor número de víctimas mortales?

Sea como fuere, lo cierto es que la inteligencia artificial todavía debe dar respuesta a una serie de debates que han marcado su historia en la tecnología. Mientras tanto, este tipo de soluciones en el marco de los drones de combate podría entrar en funcionamiento de aquí a un par de años vista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.