¿Serías capaz de ver series a más velocidad de la normal para ahorrar tiempo? Hay gente que lo hace, y tienen motivos

0

Te confesaré que desde que tengo internet en casa – hace más de una década -, actividades como leer o ver contenido multimedia se han convertido en una actividad parcial o secundario. Me explico: es muy raro que esté 100% concentrada en la película o la novela en cuestión. Siempre acabo desviando mi atención al móvil o las redes sociales.

Ya no hay panorámica en la que no termine desbloqueando mi iPhone para ver qué se cuece. O a cualquier cosa, para qué te voy a engañar. Con esta concentración de pajarito, difícilmente acabo algo. ¿Cómo pretende alguien que esté una hora entera sin estar actualizada?

Pues bien, resulta que no solo no soy la única, sino que algunas personas ya han ido un paso más allá para seguir disfrutando de sus series o podcasts favoritos sin tener la sensación de que están perdiendo el tiempo. Se llaman fasters, un término que proviene de “podfasters”, acuñado por Buzzfeed para aquellas personas que escuchan los podcasts a velocidad 1,5x.

Si ya existe la lectura diagonal cuando estás con una novela que no te engancha, ¿por qué no hacer lo mismo con series, películas o podcasts? A más velocidad, menos tiempo empleado. Concretamente un 50% más rápido.

Cuanto más rápido veas algo, menos tiempo pierdes

Algunos se vienen arriba y lo hacen el doble de rápido de la velocidad normal. Pero a 1,5x no hay tanta distorsión de las voces, como leemos en Xataka. Lo he probado y básicamente es, salvando las distancias, como cuando un amigo habla muy muy rápido y no vocaliza mucho. Con la ventaja de que en general suele haber buena dicción. Por supuesto, si usas subtítulos la adaptación todavía es menor, porque estamos acostumbrados a leer muy rápido. Haz la prueba, con VLC es muy sencillo adaptar la velocidad a 1,5x y constatar que aprovechas mejor tu tiempo.

¿Por qué es buena idea ver series más rápido de lo normal?

Las razones para ver series y películas a velocidad 1,5x son varias. Por un lado no se gasta tanto de nuestro precioso tiempo y a la vez te aseguras de que terminas lo que empiezas. Un mal endémico de mi generación. Además, si ves más cosas en menos tiempo, puedes ver todavía más series. ¡Será por series! Con Netflix a muchos las 24 horas del día, empleando 8 para trabajar, se nos han quedado cortas.

Cómo ver todas las categorías de Netflix, incluso las secretas, desde tu navegador

Además – y esto seguro que también te ha pasado a ti – a veces las series no son tan buenas como puede parecer y tienen algunos episodios que son auténticos bodrios. Te pongo el ejemplo de The Walking Dead: tras un inicio prometedor de una trama iniciada en el episodio previo, la resolución tiene lugar en pocos minutos y el resto de los 50 minutazos son soporíferos… salvo los dos últimos minutos, que lanzan el anzuelo para el siguiente capítulo. Total, si hay algo buenísimo que capta el 100% de mi atención, siempre puedo reproducirlo a velocidad normal y verlo dos veces.

Te garantizo algo: si eres disperso como yo y pruebas el 1,5x, será muy difícil que vuelvas al 1x. Y es que te sentirás como si fueras a cámara lenta.

¡Por supuesto que no soy la única! De hecho yo solo soy una persona más que ha disfrutado al máximo de la revolución digital en la que vivimos. Linda Stone de Apple ya intuyó allá por los 80 lo que se nos venía encima a la sociedad y creó la expresión “atención continua parcial”, una forma de explicar cómo es nuestra concentración:

Prestar una atención continua parcial es prestar atención parcialmente… de forma continua. Está motivada por el deseo de ser un nodo vivo en la red. Dicho de otro modo, queremos conectar y estar conectados.

O lo que es lo mismo, no podemos dejar de estar conectados. Un síndrome denominado como Fear Of Missing Out o FOMO, o el miedo a perdernos algo mientras nos concentramos más allá del mundo digital.

El tiempo y la investigación dirán si esta nueva forma de diversificar nuestra atención hacen de nosotros unas personas altamente efectivas y expertos en la optimización del tiempo o, si por el contrario, hemos perdido la capacidad de concentrarnos en una sola tarea.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.