Gafas que parecen normales, pero son inteligentes

0

En el pasado, compañías tecnológicas como Google llevaron a popularizar una gafas con funciones inteligentes. No obstante, un diseño demasiado forzado, unido a un precio demasiado abultado, provocó que finalmente fuesen retiradas del mercado.

Ahora, unos pocos años más tarde, unas nuevas gafas han reactivado un segmento que parecía estar abocado al fracaso. El nombre utilizado es Vaunt. Disponen de la colaboración de Intel, por lo que la inclusión de funcionalidades ha sido posible gracias a la instalación de un procesador muy rápido y equilibrado, pero que sabe ocultarse en la patilla.

De esta forma, si no nos fijamos al detalle, pueden pasar desapercibidas para el público, lo cual las convierte en una opción que merece la pena tener en cuenta en el futuro. ¿Podría encontrar la tecnología wearable tener su propio mercado bajo este producto? Veámoslo.

Vaunt, así será la tecnología mediante las gafas

Miopes o no, lo cierto es que el usuario podrá contar con la posibilidad de realizar múltiples funciones mediante estas gafas moduladas. No obstante, es preciso comenzar por el apartado visual.

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, las Vaunt ofrecen un diseño que no choca con los estándares del mercado, lo cual podría facilitar su llegada al mismo en los próximos años.

Los productores sabían los motivos por los que los modelos anteriores no cosecharon un triunfo entre la opinión pública. El aspecto de las mismas, por tanto, se ha convertido en uno de los apartados en los que más énfasis se ha hecho con tal de asegurarse un potencial comprador.

Del mismo modo, tal y como se puede leer en The Verge, era asegurarse que el peso de cada unidad no superase los 50 gramos, lo cual significaba que habría que utilizar materiales livianos y tecnología comprimida al máximo para ahorrar algún que otro gramo. A fin de cuentas, este producto debe ser cómodo a efectos prácticos, para el día a día.

Un diseño creado sobre la base del head-up display

Las gafas incluyen una tecnología que permite que las imágenes se proyecten sobre el cristal como si del sistema que se utiliza en la automoción se tratase. En este sentido, un haz de luz con la información rebota en un cristal situado en el campo de visión del automóvil, con el objetivo de evitar que mire al cuadro de instrumentos cada pocos segundos.

Ofrece conectividad compatible con las 2 plataformas más utilizadas en cuanto al mercado smartphone, es decir, Android e iOS. A base de la conexión Bluetooth, las gafas proyectan en el propio cristal toda una serie de funciones, las cuales podrían incrementarse si la popularidad de esta idea creciese de manera exponencial.

Ahora bien, ¿podría llegar a ser perjudicial para el ojo humano? Según cuentan sus propios creadores, el láser encargado de transmitir toda esta información apenas dispondría de potencia, hasta el punto de que no tendría que obtener certificación alguna.

En relación al uso, los primeros usuarios en probarlas afirman que la interfaz no es intrusiva. Defienden que las configuraciones no están perfectamente alineadas, pero esto está especialmente diseño a propósito con el objetivo de facilitar su uso.

Cuándo y cómo entra en acción el asistente

El sistema interno creado por Intel entra en acción solamente cuando el usuario así lo muestra. Tal y como se puede leer en el portal citado, la interfaz entra en juego solamente si el ojo se sitúa en torno a unos 15 grados por debajo de lo que se considera su posición de descanso. Es decir, solamente se activaría ante la voluntad de la persona que las porta.

Gracias a la optimización de la lente y del componente hardware, las gafas denominadas Vaunt cuentan con una batería con autonomía próxima a las 18 horas, por lo que podría ser necesaria su carga cada 2 días.

Del mismo modo, podría, en un futuro, ser compatible con los asistentes más importantes del mundo, es decir, los diseñados por Google, Apple o Amazon. Tanto Google Assistant, como Siri o Alexa podrían servir de gran utilidad como herramientas para consultar ubicaciones o información sin necesidad de tener que utilizar el dispositivo móvil.

La inteligencia artificial, sin duda, será uno de los apartados más destacados de Vaunt, algo que solamente podrá ser posible gracias al desempeño realizado por Intel y resto de empresas subsidiarias que han colaborado sobre este proyecto.

El potencial sustitutivo del smartphone

¿Podemos categorizar este tipo de tecnología como la que acabará con el clásico smartphone? La innovación móvil ha sido una de las más destacadas de los últimos años, pero todo tiene un final.

¿Quién no recuerda los primeros terminales que aparecieron con pantallas táctiles? Hoy, salvo alguna excepción, no se entiende la presencia excesiva de botones, del mismo modo que tampoco se entenderá en un futuro a medio plazo la comercialización de móviles como los que se venden a día de hoy.

No se sabe si finalmente estas gafas podrían llegar a acabar con el mercado móvil, ya que contar con toda la información sin tener que realizar el esfuerzo en utilizar el smartphone es su principal punto a favor. No obstante, poder utilizar todas las herramientas que nos ofrecen, ya cuente con Android o iOS, las hacen una solución con mucho potencial.

Habrá que esperar todavía un tiempo para ver si finalmente llega al mercado, pero, de ser un éxito, estaríamos ante la última línea de investigación promovida por las grandes tecnológicas tales como Alphabet, Apple o Amazon.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.