Esta compañía quiere instalar huertas gigantes junto a las principales ciudades del mundo

0

La tecnología y la mayor facilidad para obtener crédito en el mercado financiero ha permitido que muchas compañías sean hoy la cuna de la tecnología. En el campo de la agricultura, Plenty, que es como así se llama la empresa innovadora protagonista del artículo, está especialmente pensada para revolucionar el mercado de la agricultura.

¿Cuáles son los principales factores que han permitido, por el momento, el éxito de una compañía que apuesta por las granjas verticales? Este método de producción de recursos agrícolas podría ser la alternativa en el campo de la alimentación en el medio plazo.

Una de las ventajas es que estas huerta gigantes podrían estar muy próximas a las ciudades, lo que permitiría poder disfrutar de productos frescos en cualquier estación del año. Plenty tejerá las bases de la movilidad del futuro, por lo que aquí tienes las claves de su éxito.

Plenty y sus rondas de financiación millonarias

Varios son los motivos que han llamado la atención de una empresa que ya está llevando a cabo sus propios programas de inversión. Según se puede leer en el portal Vox, gracias a la ronda de financiación celebrada en julio de 2017, se lograron recaudar hasta 200 millones de dólares. ¿Qué llamó la atención por aquel entonces?

El fondo de inversión propiedad de Jeff Bezos decidió apostar por esta compañía. Ahora bien, ¿por qué es un sector que está al alza? Estos son algunos de los motivos que sirven para explicar el rápido crecimiento de este modelo económico de producción de alimentos naturales.

Por un lado, el éxodo rural está provocando que cada vez sea más difícil poder disponer de productos elaborados de forma artesanal. Esto, a su vez, causa un incremento en los precios, por lo que se desincentiva su compra en detracción de otros alimentos con menor calidad y, por este motivo, más baratos.

El segundo de los motivos está relacionado con la cadena de valor de este sector alimenticio. El mercado primario disfruta de la gran mayoría de coste. Sin embargo, son los que venden a un menor precio la mercancía, llevándose la menor parte del beneficio. Por el contrario, la cadena que ofrece al público este mismo producto, dispone de un mayor margen actuando como distribuidor.

Esto ha provocado que haya un desincentivo por parte del órgano que produce los productos materiales gracias al trabajo. Esta escasez no hará más que pronunciarse si no se toman medidas como las que está planteando el CEO de Plenty, Matt Barnard.

Una revolución en el sector primario está a la vuelta de la esquina

Plenty está convencida de poder acercar los productos naturales al consumidor con precios de derribo sin penalizar lo más mínimo la calidad. Para encontrar una respuesta a este planteamiento hay que acudir a las denominadas granjas verticales, un modelo de negocio que no para de incrementar su oferta.

Esta compañía, al contrario de lo que ha ocurrido con otras múltiples empresas, ha sabido vender una idea de negocio que podría asentarse alrededor de las principales ciudades del mundo.

Para conseguirlo, se recurre a una especie de invernaderos equipados con la última tecnología disponible. Cada una de las estanterías de los pasillos de las instalaciones dispone de hasta 6 metros de altura. En ellas, en las diferentes baldas disponibles, asoman las plantas, las cuales están plantadas de forma horizontal.

Estas, en ningún momento, reciben las luz solar. Aun así, realizan todos los procesos naturales, incluida la fotosíntesis, gracias a la luz que les llega de unas lámparas producidas con tecnología LED de última generación que consumen muy poca electricidad.

Por otro lado, otro de los puntos diferenciales de esta práctica idea innovadora reside en la acumulación de agua. Las lluvias permiten rellenar unos contenedores que después son utilizados para dispensar el agua justa y necesaria que necesita cada una de las plantas presentes en la instalación.

A su vez, a modo de aprovechar al máximo el espacio, apenas se puede circular por los pasillos, ya que están diseñados para contar con la mayor parte del espacio disponible para dar cabida a una mayor variedad de piezas frutales u hortalizas.

La fuente de diferenciación de Plenty frente a lo tradicional

Uno de los objetivos de Plenty es ofrecer productos completamente naturales, sin que sobre ellos el ser humano haya podido dar lugar a cualquier clase de manipulación. Esto, por supuesto, también incluye el uso de herbicidas y pesticidas. De esta forma, se elimina cualquier posible contacto con sustancias químicas.

Esto, de igual modo, permite que no se realicen pulverizaciones que puedan perjudicar el medioambiente y la presencia de la fauna y flora en el extrarradio del medio urbano. Ahora bien, ¿cuál es la principal ventaja competitiva?

Sin lugar a dudas los costes operativos y de mantenimiento. La energía, aun procediendo de fuentes de energía convencionales, son mucho más bajos debido a la utilización de sistemas de regadío eficientes y la inclusión de bombillas con la mejor calificación de consumo.

Entre sus debilidad, como es lógico, es la imposibilidad de producir los frutos provenientes de los árboles por una cuestión razonada de espacio. No obstante, el futuro de la tecnología podría acabar con ofrecer una solución a este obstáculo mediante modificaciones a nivel genético, algo que todavía no está valorándose en Plenty.

En qué mercado querría competir Plenty en el medio plazo

Esta innovadora idea estaría especialmente interesada en producir frutas y hortalizas en aquellos mercados que le aseguren un retorno de la inversión. Por ello, un primer análisis habría valorado la inclusión de una instalación en el área metropolitana de aquellas ciudades que cuenten, al menos, con más de un millón de habitantes.

De confirmarse los planes estratégicos, estaríamos hablando de la entrada de Plenty en hasta 500 ciudades en todo el mundo, algo que solamente podría darse en el medio plazo.

Ahora bien, para ello, primero deberá asegurarse las economías de escala, una variable vital para asegurar obtener un beneficio en el medio plazo. De hecho, se pretende reducir todavía más los costes operativos a través del uso de la inteligencia artificial, el Big Data y el autoaprendizaje.

Por ello, en los próximos meses podrían incluirse toda una serie de controles que permitiesen una mejor regulación de parámetros como la temperatura media, la intensidad de la luz o el nivel de humedad presentes en la instalación.

¿Cuándo podría llegar a tu ciudad? Tal y como hemos sugerido un poco más arriba, todo dependerá del núcleo poblacional en el que vivas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.