Este vídeo asegura que los cartuchos de tinta de las impresoras son una estafa

0

Si nos fijamos en los precios que suelen tener las impresoras, independientemente de la marca, veremos que no suelen ser muy caras. Ahora bien, la cosa cambia al ver el precio de los cartuchos de tinta, en la mayoría de casos son más caros que la impresora.

Un vídeo publicado por el youtuber Gregory Austin McConnell se ha hecho viral. En dicho vídeo Gregory habla de todo lo que hay detrás de los cartuchos de tinta para impresora. El tema da para mucho, es más, seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar de la obsolescencia programada en estos y otros dispositivos.

Se podría decir que los fabricantes tienen el negocio montado en base a los cartuchos de tinta, más que en la venta de impresoras. A lo largo del vídeo Gregory explica cómo fue su experiencia trabajando en un soporte técnico, allí pudo comprobar que los márgenes de beneficios son enormes.

El negocio está en los cartuchos de tinta

Gregory lo tiene claro, para él, los fabricantes estafan a sus clientes. Es más, dice que mientras trabajó en el soporte técnico de una compañía que no ha desvelado, vendían packs de cartuchos de tinta a 59,95 dólares. Pues bien, el coste de fabricación era de tan solo 0,23 dólares.

Según el youtuber, los fabricantes nos intentan convencer de lo siguiente, que los cartuchos de tinta para impresora son caros porque la tecnología para fabricarlos es cara. Esto realmente no es así, si tenemos en cuenta el coste de fabricación.

Los fabricantes suelen usar varios métodos para obligar a los consumidores a comprar cartuchos, en Mashable han publicado varios:

  • El chip que tiene el cartucho de tinta ordena a la impresora que deje de funcionar en cuanto se agota uno de los cartuchos de color. Aunque el resto de cartuchos tenga tinta, la impresora no imprime.
  • Algunos chips envían notificaciones falsas a la impresora avisando que hay poca tinta en el cartucho.
  • Los cartuchos de algunos fabricantes no se pueden manipular, impidiendo que los podamos rellenar de tinta por nuestra cuenta.

Si bien hay impresoras láser y de inyección de tinta, Gregory se centra en el vídeo en las de inyección. Precisamente estas últimas son las impresoras más extendidas y baratas. En muchas ocasiones la diferencia de precio entre la impresora y los cartuchos es significativa.

En 2017 HP invirtió 1.000 millones de dólares en i+D+i para mejorar la tecnología que hay alrededor de los cartuchos de tinta. Sin embargo, de cara al usuario dicha inversión no se ha visto reflejada en cuanto a mejoras. Todo sigue exactamente igual que en los últimos años.

Queda claro que el negocio de las impresoras está en los cartuchos de tinta, los distintas marcas tienen unos márgenes de beneficios muy elevados. Realmente podrían vender los packs de cartuchos a un precio bastante inferior, si tenemos en cuenta lo dicho por Gregory.

Todo el tema que gira alrededor de las impresoras no es nuevo, cada cierto tiempo se habla de la obsolescencia programada. Entonces, ¿qué ha cambiado? Una imagen vale que más que mil palabras, por eso el vídeo de Gregory está dando tanto de qué hablar.

Todo parece indicar que no habrá cambios y por ahora todo seguirá igual. Comprar un pack de cartuchos de tinta nos saldrá más caro que la propia impresora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.