Cómo calibrar tu televisor para que se vea lo mejor posible

Así puedes mejorar la calidad de imagen, solo requiere unos minutos.

0

Si has comprado un televisor ya sea FullHD o 4K merece la pena dedicar unos minutos en la calibración del mismo, esto es muy importante para mejorar la calidad de imagen. El proceso es bien sencillo y apenas lleva unos minutos.

Ya sea para ver películas, jugar a videojuegos o para ver canales de televisión, es aconsejable cambiar los ajustes de fábrica del televisor. Muchos modelos tienen varios perfiles de calibración para elegir, pero siempre se pueden mejorar.

La diferencia de un televisor sin calibrar y uno que sí ha sido calibrado es significativa, no solo en la nitidez de la imagen, también la representación de los colores.

Cómo calibrar un televisor

Desactiva el ajuste automático

Algo que suelen tener muchos televisores es un sensor de luz, normalmente viene activado por defecto. Su función es cambiar tanto el brillo como el contraste de forma automática dependiendo las condiciones de la habitación en cuanto a luz ambiental.

Es aconsejable desactivar el ajuste automático, si lo dejas activado puede resultar molesto si modifica el brillo y el contraste constantemente. Además, normalmente no ajustan ambos parámetros correctamente, en muchas ocasiones suben mucho el brillo o lo bajan demasiado.

Configurando el brillo

El nivel de brillo afecta a los colores, si te pasas y lo subes mucho los colores perderán fuerza y tendrán un tono más frío. La mejor forma de ajustar el brillo poniendo el valor al mínimo y seguidamente reproducir el vídeo que verás a continuación.

Como comentan en MediaTrends, hay que ir subiendo el brillo hasta que veas parpadean unas barras grises en la parte derecha de la imagen, normalmente entre el número 17 y 20. A partir de ahí va a gusto de cada uno.

Configurando el contraste

Ajustar el contraste sirve para que la diferencia entre el blanco y el negro sea más acusado. Si lo pones a un nivel muy alto podrás apreciar unos colores más saturados y poco naturales. Para ajustar de forma correcta el brillo te aconsejamos reproducir el siguiente vídeo.

Lo primero que tienes que hacer es subir el contraste al máximo, a continuación, lo vas bajando hasta que veas parpadear unas líneas grises que están situadas en la parte izquierda. Lo ideal es dejarlo cuando empiecen a parpadear del 230 al 235.

Configurando el color

Que los colores se vean lo más naturales posibles no es fácil, también hay que tener en cuenta una cosa, esto va a gusto de cada uno. Hay personas que prefieren que haya algo de saturación. Nosotros nos centraremos en conseguir unos colores naturales.

Lo importante es conseguir una interpretación lo más fiel a la realidad

Aquí una vez más lo más aconsejable es echar mano de otro vídeo que será de gran ayuda. Mientras reproduces dicho vídeo simplemente tienes que ir ajustando el color desde los ajustes del televisor.

En esta ocasión no te guiarás por ningún número, tienes que ir ajustando el color hasta que los colores se vean naturales.

Configurando la nitidez

Para finalizar, toca modificar la nitidez. Esto puede mejorar mucho la calidad de la imagen. Ahora bien, esta característica no la tienen todos los televisores. Pero si el tuyo sí la tiene, entonces nunca viene mal realizar algún ajuste.

Si pones un valor muy alto posiblemente veas los contornos poco definidos. Lo mejor que puedes hacer es empezar con el valor mínimo e ir subiendo. Para guiarte puedes reproducir el siguiente vídeo:

Hay que ir subiendo la nitidez hasta que veas la imagen correctamente. A partir del minuto 6 verás texto, pues bien, no tienes que ver el contorno borroso, más bien todo lo contrario. Por cierto, el vídeo sirve para configurar todo tipo de paneles: LCD, Plasma, entre otros.

¿Has calibrado alguna vez tu televisor?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.