El dron que rescata perros ya es una realidad

Tiene un brazo robótico y un sensor que mide la frecuencia cardíaca.

0

Un dron puede ser útil para muchas cosas, aunque normalmente se utiliza para grabar vídeos a gran altura. Sin embargo, un ingeniero de Nueva Delhi, Milind Raj, ha decidido dar otra utilidad a estos aparatos voladores. También pueden servir para rescatar perros.

Hay drones de todos los tamaños y para todos los bolsillos. Por unos 30 euros puedes comprar un dron para pasar el rato, aunque por ese precio son pequeños y con muy poca autonomía. Si buscas uno que no parezca de juguete, entonces una opción a tener sería el DJI Spark si quieres adentrarte en el mundillo.

El DJI Spark alcanza los 50 kilómetros por hora y tiene una distancia de transmisión de 2 kilómetros. Además, cuenta con una cámara de 12 megapíxeles. La batería proporciona un tiempo de vuelo de 16 minutos. ¿El precio?, si bien en la tienda online de DJI vale 499 euros, en Amazon se puede comprar por algo menos.

Volviendo al tema principal, Milind Raj y su dron modificado. El ingeniero salvó a un cachorro usando uno de estos aparatos voladores y el vídeo del rescate se hizo viral. Según comentó a The Verge, era imposible que una persona pudiera rescatar al cachorro sin poner en peligro su propia vida.

El cachorro llevaba dos días atrapado

Un buen día, mientras Milind Raj iba paseando escuchó a un perro gimotear y el sonido le llevó hasta una acequia. Allí pudo ver a un cachorro atrapado que estaba en malas condiciones. Preguntó a los vecinos de la zona y le dijeron que llevaban dos días escuchando al animal.

Ningún vecino intentó rescatar al cachorro en todo ese tiempo, la acequia estaba tan sucia que según ellos era peligroso bajar. Milind Raj no podía dejar al animal en esa situación, así que se puso manos a la obra.

Milind Raj tuvo una idea, gracias a sus conocimientos en robótica y que es ingeniero, pudo modificar un dron con las herramientas adecuadas en su laboratorio. Construyó una brazo robótico que unió al dron mediante una cuerda. Unas horas más tarde, volvió a la acequia.

El dron era bastante grande y con potencia más que suficiente para levantar al perro varios metros a la altura del suelo. Además, el brazo robótico contaba con un sensor que informaba en todo momento de la frecuencia cardíaca del animal.

Según Milind Raj, el perro estaba asustado y pese al ruido que hacían los motores del dron, se quedó quieto. Esto hizo mucho más fácil el rescate. Al final todo salió bien y el perro pudo ser rescatado.

Pero la historia no acaba aquí. Milind Raj adoptó al cachorro y le puso nombre, Lifted. Ahora vive con él en su casa y está en perfectas condiciones de salud. Si no llegar a ser por el buen hacer del ingeniero al igual el final sería otro bien distinto.

Por suerte, los conocimientos en robótica de Milind Raj fueron de gran ayuda para rescatar al animal. Aunque llevó mucho trabajo, el ingeniero tardó 6 horas en construir el brazo robótico. Como se suele decir, bien está lo que bien acaba.

Una vez más queda demostrado que los drones pueden servir para muchas cosas, por ejemplo, para ayudar en la búsqueda de personas desaparecidas. Por su tamaño y maniobrabilidad pueden llegar a sitios de difícil acceso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.