Las abejas robóticas invadirán Marte para explorarlo por nosotros

¿Cómo serán en un futuro las misiones llevadas a cabo por la NASA? Quizás no lo esperabas así.

0

La NASA, la principal organización de los Estados Unidos en materia de ingeniería aeroespacial, financiará un programa con el objetivo de obtener información de planetas como Marte en un futuro. Las denominadas Marsbees podrían comenzar a ser producidas el próximo año gracias a los fondos que recibiría una serie de ingenieros de origen japonés y estadounidense.

Se ha escogido la abeja por su organización, trabajo y recolección de materiales. Ahora bien, ¿cómo será posible la creación de una estructura ágil y capaz de volar por decenas de kilómetros para obtener información? Durante el próximo año se monitorizará el desarrollo de un cuerpo que estará basado en el que emplea el insecto.

No obstante, la principal comparativa entre lo que busca este proyecto y la vida propia de las abejas es su punto de reunión, el enjambre. La NASA financiará un programa en el que se potenciará la agrupación y comunicación de los múltiples robots con el objetivo de lograr un acuerdo de cooperación.

Unas abejas para explorar el Planeta Rojo

Marte será el punto de partida del proyecto, el cual está pensado para garantizar la exploración exhaustiva de la superficie terrestre del planeta. El objetivo es crear diversas colonias sobre el firme con el objetivo de estudiar qué secretos esconde.

La misión se llevará a cargo en el medio plazo, pero ya el próximo año será cuando comience la producción de las primeras unidades robotizadas. En la actualidad, la principal barrera de cara al éxito del programa está relacionada con el peso y el tamaño de cada una de las abejas metálicas.

La meta que se busca en el corto plazo es la creación de un enjambre en el que cada uno de los miembros disponga del mismo peso y tamaño que el insecto del que parte. Como es lógico, esto supondrá un desafío de ingeniería, pero lo verdaderamente importante llegará después de la mano de la inteligencia artificial, ya que se espera que en algún momento se puedan comunicar.

¿Cuándo podría materializarse esta segunda fase? Para conseguirlo, la NASA impulsará el proyecto financiándolo mediante aportaciones públicas. De igual modo, se podría contar con la colaboración de otras empresas de cara a la conexión neuronal entre todos los robots participantes del programa de cooperación.

Recolección de materias primas en última instancia

Todavía es pronto para entrar a valorar la posibilidad de lograr la recolección de materiales propios de Marte, pero tal y como se puede leer en el portal The Talking Democrat, en un futuro podría realizarse esta actividad con el objetivo de importar a la Tierra todo tipo de productos existentes en abundancia.

Las abejas, además, podrían ocuparse de porciones de tierra con el objetivo de trabajarlas para poder disponer de recursos venidos directamente en misiones de abastecimiento. Esto, en un futuro, podría cobrar sentido, algo para lo que todavía habrá que esperar.

Antes de ello, cada abeja robotizada debería ser capaz de interactuar con las demás presentes en el enjambre. De esta forma, si alguna de ellas sufriese una avería que le privase de realizar su tarea, otra podría cubrir la misma zona con el objetivo de no disminuir la porción de tierra trabajada.

No obstante, lo esencial es fijarse como objetivo el primer paso; la creación de una colonia que disponga de un peso y dimensiones parecidas a las que ofrece una convencional. Solamente de esta manera podría garantizarse la continuación en la investigación en un futuro.

¿Contaremos finalmente con un ejército de abejas robotizadas en Marte en el medio plazo? Todo hace pensar que el proyecto requerirá de un esfuerzo económico asumible solamente bajo aportaciones multimillonarias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.