Un hotel en el espacio exterior

¡Imagínate las vistas!

0

Ni Melià, NH, Hilton o Marriott, quédate con este nombre porque va a ser el que marque la diferencia en los próximos años: se llama Aurora Station y va a construir un hotel de lujo como nunca antes habías visto. Pero no por los servicios que ofrece – que también -, sino por su ubicación. Este hotel se sale de órbita porque está en el espacio exterior.

Como explicaron sus creadores, la startup Oriol Span, en el Space 2.0 Summit de San Jose, en California, la idea es lanzar un módulo al espacio y aceptar reservas de clientes multimillonarios que tengan previsto realizar un viaje espacial, algo que ya no es exclusivo de los astronautas pero tampoco de los ciudadanos de pie como tú y como yo.

Según Orion Span, el tamaño de este hotel será aproximadamente como el de la cabina de un jet privado, por lo que la capacidad máxima será para 6 personas, 2 de ellas de servicio. Esto si que es exclusividad. Si quieres ser uno de ellos, has de saber que se lanzará a finales de 2021 y que abrirá sus puertas a los invitados en 2022. Tiempo que probablemente te resulte insuficiente para ahorrar su coste: 9,5 millones de dólares con un depósito de 80.000 dólares para asegurarse de que no te echas atrás.

Obviamente, no será un alojamiento al uso. De hecho no basta con tener el dinero para reservar en el Aurora Station, sino que tendrás que someterte a un entrenamiento trimestral de vuelo, un programa de certificación online y un tercero en Houston. Solo entonces podrás pasar 12 días en el espacio.

En la nota de prensa de Orion Span detallan la razón de existir de este proyecto:

Nuestro objetivo es hacer del espacio algo accesible para todos, proporcionando una gran experiencia a bajo coste.

Cualquiera diría que estás volando en Ryanair, pero es una ganga. En serio: los primeros pasajeros que viajaron al espacio abonaron 35 millones de dólares para estar una semana en la Estación Internacional en una nave rusa tras 6 meses de entrenamiento. Visto así, se van abaratando los precios, pero siguen estando por las nubes.

Haciendo números: ¿Es rentable un hotel en el espacio?

Frank Bunger, fundador y CEO de Orion Span, explica para GeekWire cómo se ha pagado este hotel en el espacio:

Aurora Station se autofinancia en su mayor parte, salvo por dos benefactores cuyo nombre es un secreto.

Pero todavía hay pendientes muchas fases del proyecto. Por el momento, no ha firmado acuerdos con asociados para poner Aurora Station en órbita, o para trasladar la carga y pasajeros desde la estación. Tampoco se han cerrado las pruebas de lanzamiento. Solo se sabe que Aurora Station será ensamblado en Houston en 2019 y que el software será desarrollado por una firma de San Francisco. Demasiadas incógnitas.

Según su CEO, el tiempo y el espacio juegan en su favor: las agencias espaciales ofrecerán charters para este turismo espacial y como la economía de escala de los módulos espaciales es favorable, cuanta más gente viaje, más rentable será y más apoyos habrá. Una especie de cuento de la lechera galáctica.

Hacia el turismo espacial

La NASA por su parte sigue buscando asociados para crear hábitats en el espacio exterior que puedan ser usados para orbitar alrededor de la tierra. Desde luego, parece que están condenados a entenderse.

Otras firmas como Bigelow Aerospace o Axiom Space llevan millones de dólares invertidos para la construcción de módulos conectables con la estación espacial que funcionen de forma independiente para colonizar el espacio. Pero todo comienza por unas vacaciones.

La década de 2020 será la de la comercialización de los vuelos espaciales y ya no nos parecerá tan exótico. Ni tan caro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.