Pantallas gigantes para controlarlo todo: así serán las oficinas del futuro según Microsoft

Microsoft quiere colarse en las oficinas del futuro. Para ello, podrían producir una gama de modelos completamente innovadores. ¿Cómo serán las reuniones del mañana?

0

Microsoft podría virar su estrategia y ofrecer productos destinados al ámbito laboral. De hecho, una de las variantes que podría tener más futura, desde la perspectiva de la compañía con sede en California, sería la centrada en las oficinas, algo que ya probó en una primera generación de Surface Hub.

Las reuniones, dentro de unos años, no serán tal y como se desarrollan en la actualidad. La compañía informática es consciente de ello, por lo que ha decidido comenzar a desarrollar una línea orientada al mercado laboral. Se espera que esta nueva línea de negocio de la compañía haga su aparición en 2019.

¿Cuáles son las principales características que definirían el concepto de la firma americana? ¿Seguirán otras compañías como Apple la nueva orientación de modelos? Estas claves podrían cambiar la manera en la que se celebren las reuniones en los próximos años. Por ello, se va a hacer especial mención al proyecto que podría presentar Microsoft en los próximos meses.

Surface Hub 2, así se cambiaría la dinámica de las reuniones

El estado de los proyectos que están llevándose a cabo por cada uno de los integrantes de un equipo suele ponerse en común en cada una de las reuniones que periódicamente se llevan a cabo en el seno de un conjunto de personas. De esta manera, es posible saber en qué punto se encuentra cada programa individualizado.

La compañía estadounidense es consciente de este método de trabajo, por lo que permitirá que cada persona inicie sesión con su huella dactilar, función que podría estar disponible bajo la pantalla. Esta innovación podría comenzar a incluirse en la próxima generación de uno de los flagship de Samsung, el futuro Note 9.

Continuando con el hardware, dispondría de unos biseles muy finos, los cuales le permitirán tener un diseño diferencial respecto a la competencia que podría aparecer en el corto y medio plazo. De igual modo, se incluirían una serie de altavoces integrados para poder reproducir vídeos y realizar videollamadas.

Una de las cualidades más destacadas de esta tecnología es la inclusión de un micrófono integrado y la disposición de una cámara con tecnología para grabar a 4K. Este sería, de hecho, uno de los motivos por los que merecería la pena disponer de una de estas unidades en cada sala de reuniones.

La Surface Hub 2, según se puede leer en The Verge, podría venir de serie con el sistema operativo Windows 10, actualizado para poder contar con las últimas novedades que desarrollo esta versión para el momento de su lanzamiento en 2019.

Flexibilidad como principal argumento de compra

Su sencillez, facilidad para contar con una opción horizontal o vertical dependiendo del momento, así como por su fácil traslado a una estancia u otra, permitirán a esta modalidad colarse con facilidad en las áreas habilitadas para la celebración de reuniones.

Una de sus principales cualidades es la posibilidad de compatibilizar varias unidades para disponer de una pantalla más grande, una opción que permitiría al equipo de empleados poder contar con representaciones más grandes.

Esta segunda generación del proyecto destinado al mercado empresarial podría ser un éxito. De hecho, la primera gama de modelos de este sentido llegó a ser muy eficiente para Microsoft en términos de comercialización, lo cual se relejó en un curioso dato; de todas las empresas que formaban la lista Fortune 100, más de la mitad incluyeron esta solución tecnológica.

¿Podemos garantizar que esta segundo versión renovada tendría unos resultados de comercialización parecidos? Todavía es pronto para contar con esta información, pero las perspectivas indican que Microsoft habría puesto un gran empeño para potenciar su gama destinada al ámbito profesional.

Sus 50.5 pulgadas se antojan más que suficientes para garantizar un desempeño diferencial sobre un producto con fuertes aspiraciones a liderar un mercado en el que la competencia todavía no es salvaje. Habrá que esperar, por tanto, para ver si otros fabricantes permiten el liderazgo de la firma en este nicho de mercado o si deciden entrar de lleno a compartir las ganancias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.