El gran problema de San Francisco y la “invasión” de patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos se han popularizado en ciudades como San Francisco o Santa Mónica, habiendo causado diversos accidentes.

0

Los patinetes eléctricos son la última moda en materia de movilidad. Su sencillez a la hora de manejarnos, la no necesaria posesión de un carnet especial para poder manejarlos o la flexibilidad que aportan algunas compañías de alquiler que los ofertan, ha servido de caldo de cultivo para que se haya estandarizado esta forma de moverse por la ciudad.

Gracias al incremento de autonomía introducido en los últimos años, es posible poder circular de punta a punta de la ciudad con una única recarga de las baterías, lo que ha contribuido a su éxito. Es más, su popularidad también está especialmente relacionada con la facilidad para utilizar este tipo de servicios o lo práctico que resulta su sistema de plegado.

De igual modo, el mantenimiento es muy reducido, menor, incluso, al de una bicicleta eléctrica, además de ocupar un espacio mucho menor.

Sabemos todas sus ventajas, pero es importante conocer también qué inconvenientes tiene disponer de una oferta repartida entre muchas personas. Sí, este problema ya está viviéndose en ciudades como San Francisco o Santa Mónica. ¿Son un peligro para los peatones? Varios accidentes así lo certifican.

Un precio que hace muy competitivo al patinete eléctrico

Las baterías actuales en materia de movilidad han conseguido aumentar su densidad, lo que ha permitido acoplar conjuntos en sistemas de transporte más flexibles. El mejor ejemplo de ello es el patinete, el cual se ha convertido en la principal opción para muchas ciudades que viven en el propio casco urbano.

Se trata de hacer cuentas únicamente. ¿Cuánto tiempo pasará para que veamos el retorno de la inversión? Este simple cálculo se debe realizar teniendo en cuenta el precio del patinete eléctrico y las modalidades de transporte que utilicemos a diario.

Es muy posible que si realizas el cálculo también te merezca la pena disponer de esta alternativa. No obstante, es importante leer las reglamentaciones que el Código de Circulación impone a los vehículos. Ahora bien, ¿cuál es el problema? En la mayoría de estos Reglamentos no se tiene en consideración esta opción tan novedosa.

Ante esta situación, el vacío legal hace que no sea extraño ver personas sobre este medio de transporte circulando a 20 km/h en las aceras. Como es lógico, ya no estamos ante un caso aislado; el problema ya se ha puesto encima de la mesa en ciudades del calibre de San Francisco.

Una nueva modalidad que necesita ser regulada

Tal y como se puede leer en el portal CNET, empresas de transporte al estilo de Lyft o Uber tienen como principal referencia al patinete. Compañías como Bird han aparecido para garantizar el uso de esta plataforma para el transporte sostenible por la ciudad, una estrategia que ya está siendo objeto de debate.

El mejor ejemplo que demuestra el crecimiento de esta opción lo podemos encontrar en el uso de Bird en la ciudad de Santa Mónica. Según se puede leer en el portal citado, la firma ha incrementado su plantilla en la ciudad de 5 a más de 100 empleados en solamente 8 meses.

El patinete eléctrico actual ofrece autonomía, durabilidad y practicidad a partes iguales, lo cual ha posibilitado un éxito sin igual. Ahora bien, ¿se terminará el chollo para este tipo de plataformas? Es posible que los próximos meses sean los que pongan coto al vacío legal existente en numerosos núcleos urbanos.

El principal problema, como era de esperar, está relacionado con el peligro que está suponiendo para el peatón este medio de transporte. El establecimiento de una regulación que prohíba la circulación por la acera sería la alternativa que podría tener una mayor salida.

Ahora bien, ¿circularán compartiendo vía con los medios de transporte tradicionales? Sin lugar a dudas, el debate se encuentra en un punto en el que cualquier posible interpretación creará dudas, tantos para los usuarios de las aceras como los conductores de los vehículos con motor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.