Así son los robots que construirán nuestras casas del futuro en la Luna

En un futuro, una colonia de personas vivirá en la Luna. ¿Tendrán que producir sus propias infraestructuras? Unos robots se habrán encargado de todo el proceso anteriormente.

0

La robótica es, desde hace unas décadas, una de las líneas de investigación más destacadas de la tecnología. Su contribución estará especialmente diseñada siguiendo los parámetros que marque la inteligencia artificial. No obstante, una de las ramas más importantes de esta parte fundamental de innovación estará especialmente centrada en la temática aeroespacial.

El desarrollo de compañías privadas como SpaceX permitirá una desarrollo más competitivo en la materia, lo que permitirá que algunas de las misiones se anticipen en el tiempo para ganar una carrera espacial que ya ha comenzado.

Algunos de los programas más destacados en este sentido son la llegada a destinos tan destacados como la Luna o Marte, objetivos de la mayoría de Agencias espaciales del mundo. Ahora bien, ¿cómo se producirá la llegada? Para hacerla efectiva, todo hace pensar que primero pasarán por los emplazamientos los robots para configurar toda la infraestructura.

Una compañía llamada ispace acaba de presentar su alternativa

El proyecto de fabricación no será sencillo. De hecho, este primer boceto sirve para explicar, en términos teóricos, cómo se pretendería llevar a cabo la construcción de las primeras casas producidas especialmente para la vida en el espacio.

Esta primera alternativa, llevada a cabo por la empresa ispace, es especialmente atractiva de cara al inversor. Tal y como se puede leer en el portal Futurism, logró un total de 90 millones de dólares en su primera ronda de financiación, unos datos que llaman la atención al ver cómo SpaceX logró solamente 61 millones de dólares.

Ahora bien, ¿por qué ha agradado para el mundo de la inversión la propuesta de esta startup de origen japonés? Pretenden llegar a la Luna en la primera mitad de la próxima década e instalar todo lo necesario para la vida del ser humano. Las primeras pruebas, de hecho, ya se han llevado a cabo en circunstancias parecidas a las que se obtendrían en el satélite.

Uno de los prototipos más destacados del proyecto es el medio de transporte utilizado, el cual podría servir para poder trabajar la tierra con el objetivo de extraer materiales. Tanto es así que estos podrían servir para la propia fabricación de las estructuras donde se hospedarían los primeros habitantes más allá de la Tierra.

El objetivo principal era acceder al premio de Google

Alphabet, a través de su principal filial, solía realizar un concurso anual en el que proyectos de todo tipo competían con un único objetivo, llevarse el premio a la empresa más innovadora de proyectos aeroespaciales. La empresa protagonista del artículo nació bajo esta concepción, pero tras su inscripción, se prescindió de este galardón.

Pese a ello, una vez iniciado el trabajo de investigación, el equipo decidió continuar firmemente en su propósito. El resultado, tal y como se puede observar, está muy lejos del objetivo final, pero sí se han conseguido superar una serie de obstáculos que podrían poner en riesgo la consecución de las bases del proyecto.

Según se puede observar en las imágenes anteriores, el proceso de fabricación de una vivienda en la Luna no sería tarea sencilla. Esta es la mejor prueba que demuestra cómo todavía queda un largo periodo de mejoras por delante para conseguir instalar las primeras ciudades más allá de la Tierra.

De hecho, la robótica deberá ir de la mano con la impresión 3D para conseguir resultados que nos hagan creer que otros métodos de fabricación son posibles. Solamente bajo estas premisas se podrá hacer efectiva una posible habitabilidad del espacio lunar dentro de unos años.

¿Cuándo podría producirse la primera misión destinada exclusivamente a la colonización de estas estaciones? Algunos de los proyectos más esperanzadores podrían estar preparados para la próxima década, momento en el que se requeriría un esfuerzo extra en términos de inversiones para que pudiesen ser viables.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.